FMI | Argentina | crecimiento

El FMI elevó las proyecciones de crecimiento de la Argentina al 4%

Según los pronósticos del FMI, estará un punto por encima de lo previsto en enero. En tanto, estimó que la inflación será del 48% en 2022, un porcentaje contemplado en el acuerdo de refinanciación de la deuda que prevé un rango entre 38% y 48%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó ayer las proyecciones de crecimiento para la Argentina a 4% en 2022, una mejora de un punto con respecto de lo previsto en enero último, y estimó que la inflación trepará al 48% anual, en línea con lo acordado con el Gobierno.

Así se desprende del último informe sobre Perspectivas de la Economía Mundial (World Economic Outlook) que se difundió ayer en Washington, donde se celebra la Asamblea del Fondo Monetario, de la cual participará el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Las proyecciones para la Argentina y del mundo fueron presentadas por Pierre-Olivier Gourinchas, el nuevo economista jefe del FMI, de la Universidad de Berkeley, quien sucedió en el cargo a Gita Gopinath.

El organismo estimó que la economía argentina crecerá 4% en 2022, un punto más que el pronóstico que brindó en enero último y uno y medio por encima del informe de octubre de 2021.

Estos datos resultan incluso por arriba de las emitidas hace apenas 10 días por otros organismos como el Banco Mundial, que estimó que el país crecería 3,6% durante el período en curso.

También mejoró la proyección para 2023, para elevar al 3% la proyección de crecimiento, medio punto por encima de la medición de enero.

Inflación elevada

En tanto, el FMI considera que la inflación seguirá elevada en la Argentina y que trepará al 48% anual en 2022: ese porcentaje está en sintonía con el rango que se estableció en el acuerdo con el Gobierno, de entre el 38% y el 48%.

La propia titular del Fondo había anticipado que se trata de uno de los temas que habrá que "recalibrar" tras la evidencia de la presión inflacionaria en el país y a la crisis internacional que profundizó la guerra.

En cambio, para el año próximo aguarda que la suba de precios anual sea algo menor y llegue al 42%.

Sobre el frente externo, el Fondo proyecta que siga el superávit en la cuenta corriente del balance de pagos: sería del 0,5% este año y del 0,4% en 2023.

En cuanto al desempleo, el organismo multilateral estima que llegará al 9,2% este año y al 8,1% el próximo.

Por la guerra

A nivel global, el FMI advirtió que la guerra entre Rusia y Ucrania "hace retroceder la recuperación".

"Además de la guerra, frecuentes y amplios cierres en China, incluso en centros de fabricación clave, también han desacelerado la actividad y podrían causar nuevos cuellos de botella en las cadenas de suministro globales", alertó el Fondo.

La proyección es que el mundo tendrá un crecimiento de 3,6% en 2022 y 2023: son 0,8 y 0,2 puntos porcentuales menos que en el pronóstico de enero.

Para el organismo, los aumentos de los precios de los alimentos y los combustibles "perjudicarán hogares de bajos ingresos en todo el mundo, incluso en América y Asia". En tanto, la inflación mundial llegará al 5,7% promedio en las economías avanzadas este año y al 8,7% en los emergentes.