Villa María | Fuego | juicio | personas

Condenaron a 14 años y 6 meses de prisión a Rubén Darío Rubiola

El hombre llegó al juicio acusado de prender fuego intencionalmente un departamento con tres personas adentro: su pareja, su hija y su hijastro, quienes afortunadamente se salvaron. El hecho sucedió el 10 de mayo de 2020

Rubén Darío Rubiola fue condenado este jueves a la pena de 14 años y 6 meses de prisión por intentar matar a su pareja, a su hija biológica (tenía 8 años al momento del hecho), y a su hijastro (11), personas que se encontraban en el interior de un departameto, espacio que intencionalmente fue prendido fuego por el hombre.

Los hechos juzgados ocurrieron durante la madrugada del domingo 10 de mayo de 2020 en un complejo habitacional situado sobre calle José Ingenieros 745, en barrio Almirante Brown, aproximadamente a las 2 de la mañana.

Fuego y dramatismo

Todo pudo haber terminado en una tragedia. Rubiola tomó una botella de thinner, roció el piso con el líquido y acercó un encendedor. En cuestión de segundos el departamento tomó fuego.

Antes de que eso ocurriera, el hombre le había advertido a su pareja, NataliaValeria Geise, lo que iba a ocurrir. El incendio fue intencional.

Mostrándole a Geise la botella de thinner, Rubiola le dijo: “¿Te das cuenta lo que tengo? Con la estufa podría explotar toda la casa”.

El fuego hizo que se cayera toda la mampostería y que se consumieran dos camas. “Si la mujer no hubiera salido, se moría quemada o asfixiada”, señalaron fuentes allegadas a la investigación.

Finalmente, el hombre fue hallado culpable de los delitos de “Homicidio triplemente calificado por el vínculo, el medio empleado y violencia de género”, “Homicidio doblemente calificado por el vínculo y por el medio empleado” y “Homicidio calificado por el medio empleado”, todos en grado de tentativa y en concurso ideal.

Pudo haber sido una tragedia

El episodio no pasó a mayores gracias al rápido accionar de Geise, quien tomó a sus dos hijos y los llevó velozmente al baño.

Las víctimas, tanto la madre como los dos menores, resultaron con lesiones que demandaron más de un mes de curación. En cuanto a la mujer, estuvo imposibilitada de trabajar por dos meses.

El autor del incendio fue hallado a 100 metros de la propiedad. Estaba sentado en la caja de una camioneta. La Policía lo detuvo a las 5 de la mañana, tres horas después de lo ocurrido.

La audiencia

El juicio, llevado a cabo durante dos jornadas en Tribunales de Villa María, contó con la presencia de 12 jurados populares. En tanto, presidieron la audiencia Eve Flores, Edith Lezama y Félix Martínez.

Representando al acusado estuvo la abogada Silvina Muñoz. La querella fue asumida por un abogado de Bell Ville, Santiago Vivas. El fiscal de Cámara Francisco Márquez hizo lo propio representando al Ministerio Público Fiscal.

También hubo testigos. Del juicio participaron tres personas que se alojaban en el complejo, quienes aseguraron haber escuchado al niño gritar “mi papá quiso quemar a mi mamá”. Los otros testigos fueron Natalia Geise, su hermana y una compañera de trabajo.

El acusado no estuvo en la sala. Siguió las alternativas del juicio por videoconferencia desde el Establecimiento Penitenciario de barrio Belgrano, donde seguirá detenido hasta cumplir su pena.