fútbol | River | Acuerdo

"Ese grupo no jugó por plata, fue por la gloria"

“Mi hermano Iván me ayudó mucho porque me acompañó siempre y me decía: ‘Por qué no hiciste esto o lo otro’. Eso, aunque sea para porfiarle, me servía”, dijo.

Damián Ochoa siempre se apoyó en su familia y el fallecimiento de su joven esposa fue un “golpe” que no pudo digerir. “Mando un beso al cielo cada día. Mis hijos, Juan Pablo y Fátima Belén, son la razón de mi vida y encontrar a Alejandra Cuadrado fue fundamental para poder recuperar el sentido a la vida. Ella me dio la posibilidad de ser padre otra vez, de Baltazar”.

Aclaró: “Lo más lindo que te deja el fútbol local son los amigos y los momentos. Mis hijos cuentan cuando vamos al centro de Villa María cuántos me saludan por cuadra. Son mis amigos del fútbol”.

Resaltó: “Jugué un Provincial con un equipazo de Alem en que fuimos semifinalistas. Otro en Fray Nicasio Gutiérrez y también jugué en Rivadavia. La pasé muy bien”.

Los momentos del fútbol

Así como los amigos del fútbol le ofrendan su cariño día tras día, los momentos que recuerda del fútbol son los que los hinchas de Yrigoyen jamás olvidarán.

Manifestó: “El partido contra Atlético Ticino estaba terminado, porque tras dos empates íbamos perdiendo 2-0 el primer tiempo de un tiempo suplementario. Nos quedábamos afuera y no sé si hubiésemos sido campeones”.

Destacó: “Yo no jugué por lesión y la impotencia era terrible. De repente, ‘Quique’ Páez hizo 2 goles en los últimos 4’ y ganamos por penales. No fue casual, porque Páez volvió a hacer un gol clave en ese mismo torneo contra River Plate en el último minuto. Yo le pedía al ‘Chacho’ que lo sacara porque ‘Quique’ estaba parado, pero recibió un centro de Carlitos (Fernández) e infló la red. Se iba el partido y con el empate el finalista era River Plate. Física y mentalmente el equipo del ‘Chacho’ se levantaba de situaciones adversas”.

Sostuvo: “Siempre nos dijo que nunca había que entregarse y que el rival se podía caer. Yo aprendí eso de no entregarme hasta que un partido terminaba”.

Recalcó: “La final contra Colón se había perdido al empatar en Tío Pujio. Fuimos a Arroyo Cabral convencidos, y ganamos 3-1. Fue el primer título de Yrigoyen”.

Señaló: “Ese grupo no jugó por la plata, jugó por la gloria. No fue casual que al año siguiente se logró otro campeonato, que parecía que se nos escapaba contra Argentino en la Plaza, y después con mi gol de tiro libre y otro de Barrera gana el segundo título ante Alem en Plaza Ocampo”.

Destacó: “Los jugadores de Villa María le dieron el salto de calidad a los del pueblo, que se predispusieron a crecer y lo hicieron”.

Insistió: “El equipo que arma Bassi en 1993 marcó la historia, porque esa Liguilla que se ganó nos hizo ver que podíamos jugar un Provincial, en el que fuimos semifinalistas. Ese equipo jugó bien”.

“Daniel Soria era un crack del pueblo. Hacía una bicicleta sin detenerse. Había jugado en Independiente con ‘Pato’ Bernadó, que vino con Rudy Ranco, Fabricio Sodero y se formó un grupo que hizo historia. Tío Pujio tiene que agradecer a ese plantel y a dirigentes como Oscar Vicario, que estuvo en todos los títulos del club, Bernardo Vicario, Abrate, Sartoris, Godoy, Ranco, Agout y esos directivos”.

Aportó: “A los goles de cucharita de Krosting se sumaron los 6 de Cortese a River Plate de Bell Ville y la calidad de Amarilla. Llegamos muy golpeados a la semifinal a Río Segundo. Yo había jugado en el ‘92 junto a Fabián Pfaffen en Central, y me acuerdo que todos me decían que me comprara una moto para alcanzar a Sigifredo, pero Bujedo me dijo cómo pararlo y Central dejó afuera a Alumni”.

Reconoció: “La gente que movilizó ese equipo fue increíble. Me hicieron una bandera con mi cara. Cavallo con Giovanini armaron una banda que fue a todos lados. Coparon Villa Dolores, Central de Río Segundo, River Plate de Bell Ville, Chazón. No me olvido del ‘Pato’ Cortez, que se sumó”.

Destacó: “El triunfo con Sportivo en San Francisco 5-2 y luego el 3-1 quedaron en la historia, pero ese equipo que había armado el ‘Chacho’ Peñaloza, con más plata, era para llegar a otro nivel”.