River, que viene de quedar eliminado de la Copa de la Liga al perder con Boca en cuartos de final, buscará dejar atrás el traspié y visitará hoy a Libertad de Paraguay por la tercera fecha del Grupo H de la Copa Libertadores.

El partido se jugará en el estadio Defensores del Chaco desde las 21.30, con transmisión televisiva de Fox Sports y Telefé y el arbitraje del brasileño Raphael Claus junto a su compatriota Rodolpho Toski.

River, líder de su grupo con seis puntos cosechados en las dos primeras fechas, llega golpeado por la derrota en el Superclásico del último domingo por 3 a 2 en el estadio Mario Alberto Kempes, que generó nuevos cuestionamientos para el entrenador Martín Demichelis.

Para este encuentro en Paraguay, Demichelis dispondría de algunas modificaciones como la salida de Andrés Herrera, de bajo desempeño ante Boca, y de Facundo Colidio para que ingresen Sebastián Boselli y Pablo Solari.

Libertad, por su parte, se ubica segundo en el grupo con tres unidades, al igual que Nacional de Uruguay, pero viene de vencer por 3 a 0 a Deportivo Táchira de Venezuela en condición de local.

Pero en River no hay tiempo para lamentos y, para pelear la Copa Libertadores, sus dirigentes buscarán jerarquizar el plantel con la vuelta del defensor campeón del mundo Germán Pezzella, quien renovó contrato con Real Betis, pero con una cláusula de salida baja.

Si bien queda un largo camino por recorrer para el Millonario en el certamen continental, lo cierto es que su gran arranque con dos triunfos en igual cantidad de presentaciones, lo posicionaron como uno de los favoritos a avanzar de fase y, por ello, ya piensa la directiva en reforzarse de la mejor manera.

El defensor central, que supo conocer la gloria mundialista en la Copa del Mundo de Qatar 2022 con la selección argentina, renovó su contrato con Betis de España hasta 2026, pero bajó su cláusula de rescisión de 50 millones de euros a cuatro millones.

Si bien esta cifra es alta para el mercado argentino, al buen pasar económico que tiene la entidad de Núñez no le resultaría difícil abonar el monto de salida.

Lo cierto es que Leonardo Ponzio, integrante de la dirección deportiva riverplatense, viajó a España hace algunos días y compartió un asado con el zaguero de 32 años, que es capitán y figura del conjunto sevillano, y su representante Darío Bombini (el mismo que tenía él).

Esta reunión sirvió para un primer acercamiento con la mira en su retorno a Núñez a mitad de año, luego de su participación en la Copa América en junio, según se informó. La idea del defensor junto a su familia sería la de regresar a la Argentina e incluso, en la reunión con Ponzio, el presidente Jorge Brito dijo presente mediante una videollamada.