Deportes | fútbol | pueblo | liga

"Unión también educa y crece"

Roberto Piva, delegado e histórico dirigente, comentó que "en el pueblo el fútbol evita el éxodo familiar. Ofrece la posibilidad de jugar oficialmente en una Liga que otorga fútbol femenino y masculino, desde niño hasta adulto"

Unión de Arroyo Algodón celebró su 37° aniversario. Dos de sus actores principales en la vida del club y gestores del regreso a la Liga Villamariense de Fútbol brindaron sus particulares enfoques en una fecha tan especial.

Pertenecen a diferentes generaciones, pero tienen idéntica pasión por el fútbol: el dirigente Roberto Piva, y el DT Juan Lazo.

Ambos coincidieron que “este es el cuarto año del club en la Liga, y aunque el esfuerzo fue grande, el pueblo respondió ante la necesidad de sumar deportes, apoyó y acudió masivamente a las canchas, y entendió el mensaje: el fútbol educa, sana y deja valores y enseñanzas. El balance es positivo”.

El histórico dirigente

Roberto Piva fue delegado de la institución cuando participó en la Liga de Baby Fútbol. Hoy es el delegado en la Liga Mayor, donde ocupa el cargo de prosecretario

Explicó: “Unión nace el 1 de octubre de 1983. Es producto de una fusión de clubes. Mi edad me permitió presenciar partidos de los anteriores dos clubes del pueblo en la Liga: Spila Perachiolo y Juventud Unida”.

Aporta desde su conocimiento: “La vida cambió. Arroyo Algodón es un pueblo tambero y antes todo se hacía a mano. Había mucha rivalidad entre los tamberos y mucha cantidad, lo que condujo a la fundación de dos clubes. En su tiempo ambos llevaban más gente que Unión a la cancha, y eso que el pueblo creció y que Unión es un club taquillero en la Liga, que lleva entre 200 y 350 personas a todos sus partidos”.

Estimó Piva: “El proyecto de la actual conducción de la Liga cierra el combo que el pueblo necesitaba al agregarle fútbol infantil y femenino. En Arroyo Algodón hoy se puede jugar al fútbol desde niño hasta la Primera en una Liga oficial, y también las niñas y mujeres reclamaban su espacio y ahora lo tienen en una entidad federada a la AFA. También en los playones se practica: vóley, handball y básquetbol, lo que responde a una línea de trabajo que bajó el intendente Cristian Ghiano para proyectar el crecimiento del pueblo”.

Precisó: “Hoy la salud es prioridad absoluta por la pandemia. También la educación es un pilar en el que se apoyó el crecimiento de Arroyo Algodón, tiene colegios primario y secundario. Vivienda es uno de los grandes logros de Ghiano, hay trabajo y salida laboral bien retribuida en el pueblo, y el deporte es lo que cierra a la perfección la necesidad de una familia”.

Agregó: “Antes, una pareja se casaba y pensaba en irse. Hoy no. El fútbol ayudó a educar y formar valores y responsabilidades que son eternas, pero además contribuyó a que el éxodo de los jóvenes se terminara. Hoy se puede continuar viviendo en el pueblo porque hay educación, salud, vivienda, trabajo y además hay deporte, que se interrelaciona con todo. Nadie en el pueblo cuestiona la actividad deportiva, porque el pueblo creció, y el deporte acompañó y jerarquizó este crecimiento”.

La pandemia no lo detiene

Destacó: “El fútbol no volverá en la región en 2020. Quizás en Villa María se pueda jugar antes de fin de año, pero en la región es imposible. Es probable que la Liga cierre la temporada, aunque no me extrañaría que algún club de Villa María pida dejarla abierta”.

Diferencia al señalar: “En la región se necesita transportar a los jugadores. No sólo para los partidos, sino para las prácticas. En la ciudad los jugadores pueden ir a entrenar y a jugar en su propio vehículo en forma individual. Hasta pueden ir cambiados a la cancha, sin la necesidad de utilizar vestuarios y baños. En cambio, considero que hasta que no haya vacuna en los pueblos no se podrá habilitar para el regreso del fútbol”.

Amplió y dijo: “La mayoría de las Ligas comunicaron a la Federación Cordobesa que finalizaron su temporada. Villa María sólo puede jugar en la ciudad, pero sin público. Si le encuentran la vuelta, cuando habiliten podrían jugar. En los pueblos es imposible. Hoy no se puede entrenar porque sólo ingresan los esenciales al pueblo. En Villa María podrían entrenar si el COE Regional habilitara”.

Igual, sostuvo: “El piso de la cancha está espectacular. El césped se regó y creció fuerte. Integro la comisión de estadios de la Liga y se hicieron muchas obras valiosas y mejoras para participar en una Liga oficial. Vestuarios, bufé, ingresos, separación de hinchadas, alambrado. Todo fue complicado”.

Añadió: “Nos falta edificar tribunas y a eso habrá que apostar ahora. También está proyectado gestar una cancha sintética”.

Manifestó: “La Liga sumará futsal en 2021 y Unión de Arroyo Algodón ya se comprometió a gestar un espacio para participar del nuevo proyecto que impulsa Claudio Martínez en la Liga, a partir de la solicitud de la AFA. Así como en 2019 sumamos fútbol infantil y femenino, ahora vamos por tribunas y por la cancha de futsal”.

Fue decisivo que “el intendente Ghiano siempre apoyara al club”. “Es estricto con los controles ahora, y es lógico, pero no dudo que el crecimiento del pueblo también se ve reflejado en el fútbol y el deporte”.

Insistió: “Los clubes de Villa María están sufriendo por los costos de luz y agua. En los pueblos el apoyo municipal y de las cooperativas permite que no tenga costos que un club esté cerrado”.

Señaló: “El que más sufre es el jugador. El futbolista necesita el contacto con la pelota, correr en la cancha. Hace 10 meses que no juegan los pibes de inferiores, infantiles. Lo veo cuando salgo a caminar en Villa María, los chicos juegan en los campitos, en los baldíos”.

Remarcó: “La actividad física es parte de su vida. Me preguntan cuándo vuelve el fútbol. Los dirigentes tenemos preocupación, pero el deportista tiene dolor”.

Recordó: “Éramos 4 en un café cuando surgió el entusiasmo por hacer fútbol. Todo fue difícil en estos 4 años, pero todo muy positivo. Juan Lazo se reunió con Martínez en la Liga y el presidente luego fue al pueblo y nos guió”.

Apuntó: “Para la vida del pueblo fue un golazo. Es una herramienta integradora, sumó gente, dio trabajo, arregló la infraestructura y la colaboración del pueblo fue grande. Pasamos por decepciones, llevó mucho trabajo, pero seguimos adelante. De tener 2 divisiones, hoy hay 1 de inferiores, 5 de infantiles y fútbol femenino”.

Manifestó: “El fútbol oficial volvió hace 4 años para quedarse en Arroyo Algodón. Si esto se logró en 4 años, en 5 años participará con todas las categorías. El presidente actual es Néstor Pedernera, pero trabaja a la par del anterior titular, Daniel Barrionuevo. Se formaron subcomisiones y todos tiran para el mismo lado. Fue un éxito rotundo y el pueblo se acopló. Todo lo que antes la familia iba a buscar a Villa María ahora se encuentra en Arroyo Algodón. El fútbol no es una distracción, va de la mano con pilares prioritarios como la educación y la salud”.