En horas de la tarde de ayer, Puntal Villa María tomó conocimiento del fallecimiento de Hugo Omar Gili (71), vecino de barrio Roque Sáenz Peña que supo ser entrevistado por este matutino en varias ocasiones.

Gili atendió durante más de 30 años un almacén en la esquina de calles Colombia y Tomás Edison, lugar al que llegaban cientos de vecinos para llevarse una garrafa de gas. Se vendían como pan caliente.

Entrevistado por un periodista de este medio en diciembre de 2019, el almacenero llegó a decir que comercializaba entre 20 y 30 garrafas por día.

“Yo ahora tengo la garrafa a 240 pesos y acá a una cuadra la venden a 390. En otro lugar acá cerca la venden a 350. Yo la comercializo 100 pesos más barato que el resto”, dijo en su momento.

También comentó que llegaba a su despensa “gente de todos los barrios de la ciudad” e incluso de otras localidades.

“Vienen de James Craik, de Pampayasta y de Arroyo Cabral. También llegan comisionistas que se van con dos garrafas en el baúl. Han venido hasta de Inriville”, contó el hombre.

Esta redacción eleva un sentido abrazo al cielo para quien, con su pequeño granito de arena, contribuyó a que los vecinos y las vecinas de diferentes zonas residenciales pudieran comprar garrafas a precios más accesibles, que no se conseguían en ningún otro lugar de la Villa.

Se pudo saber que sus restos serán inhumados hoy miércoles a las 11 horas en el cementerio La Piedad.