Provinciales | gasoil | cosecha | demanda

En pleno arranque de cosecha, falta gasoil y la entrega es con cupo

Es el momento de mayor demanda del campo, que en el caso de Córdoba requiere unos 250 millones de litros para cubrir las necesidades, pero el faltante es notable. Las estaciones del interior, en alerta máxima por escasez

De pronto el gasoil desapareció. En las últimas semanas, los camiones que llegaban a las estaciones de servicio para proveer de ese combustible a los surtidores comenzaron a entregar de manera más espaciada y los cupos se terminaron imponiendo. Pero esos cupos son los mismos en diciembre que ahora; lo que cambia notablemente es la demanda.

Córdoba necesita cada año unos 260 millones de litros de gasoil para completar su producción agropecuaria. Allí se incluye la siembra, la fumigación, la cosecha y el flete corto. Pero el principal problema es que de ese total que se consume a lo largo del año con todos los cultivos (invernales y de verano) hay 90 millones de litros cuya demanda se concentra entre la semana pasada y mediados de mayo, cuando se levanta la mayor parte de la cosecha gruesa. Si bien los lotes de maíz pueden esperar algo más en pie sin arriesgar pérdidas de producción, en el caso de la soja la situación es otra porque una vez madura, si no entran los equipos a recolectarla, la vaina se abre y el poroto cae al piso y es todo pérdida. La situación hace temer que por falta de gasoil haya pérdidas que no estaban en los planes para muchos productores. Superada la segunda Niña, la ola de calor récord de comienzos de año y el fuerte viento de la semana pasada que volteó algunos cultivos, ahora se avecina la falta de gasoil.

La situación, lejos de ser puntual, es amplia, generalizada. En diálogo con este diario, un productor del sur provincial, cercano a Villa Valeria, espera que la estación de servicios de Mackenna donde habitualmente compra combustible le entregue su pedido. Para arrancar con la cosecha de soja había reservado 3 mil litros de gasoil hace dos semanas. Recién en los últimos días llegó el camión a campo, pero sólo con la mitad; para el resto no hay fecha de entrega. En las estaciones de servicio de la zona el despacho es de 150 litros por unidad “apenas para que lleguen a la próxima localidad importante”, cuentan.

En Río Cuarto el panorama es similar, con cupos en gasoil, y temen que la situación llegue a las naftas.

Hacia la mayor zona productiva de la provincia, en los alrededores de Leones, la situación “es desesperante”. Así lo explica a Puntal la gerenta de una de las estaciones más grandes de la localidad; claro que la peor parte se la llevan otras que son de bandera blanca y hace un tiempo que no reciben abastecimiento de casi nada. Ana Bárbara Boccardo le contó a Puntal que ya sabían “que iba a pasar esto”. Ayer le enviaron la nota al intendente de la localidad, Fabián Francioni, identificado con el gobierno nacional, para ver si puede interferir a favor de una mayor provisión de combustible para la zona. “Ya en diciembre la petrolera nos puso cupo para el diesel, pero a las otras estaciones se los impusieron para todos los productos, por lo que vienen tironeando para llegar hasta el 1 de abril, que es cuando se renuevan esos límites”, explicó Boccardo.

De todos modos, los cupos no permiten cubrir la oferta, por lo que hay días del mes que las mangueras están cruzadas, y con mayor frecuencia a medida que la cosecha gruesa empieza a tomar ritmo. “En marzo explotó porque sabemos que comienza la cosecha y hay muchísima demanda, y el gasoil no aparece. El problema nos excede claramente a los estacioneros”, explicó la gerenta de la estación de servicio de Leones.

Sobre los motivos que generan la escasez, las estaciones explican que “la versión de las petroleras es que no hay más gasoil en el país, que tienen que importar, cosa que no conviene por los precios. Entonces no se produce ni se importa”, indicó Boccardo. La expectativa, además, es que la situación se mantenga con faltante hasta pasado mayo, una vez finalizada la cosecha gruesa. “Y por fuera de la cosecha, el transporte, la industria, hay muchos sectores que necesitan gasoil. Y nosotros lo que hicimos fue racionar porque no tenemos disponibilidad. Por ahí nos preguntan si pagando más puede haber porque la gente necesita sí o sí; pero no es eso, el tema es que no hay”, remarcó la gerenta de la estación de servicios.

Gonzalo Dal Bianco.