Miguel Echegaray, uno de los prófugos de la causa ZOE Villa María, se entregó en la Fiscalía de la ciudad a cargo de la Dra. Juliana Companys.

Echegaray se desempeñaba como tesorero de ZOE. Entre sus tareas, tenía a cargo el armado de empresas fantasmas para el desvío de fondos.