Provinciales | General-Cabrera | hidel-pedernera |

Cabrera: dos hombres denunciaron a sus esposas por violencia de género

Desde la comisaría confirmaron que las víctimas concurrieron durante el fin de semana. Uno de ellos hizo una denuncia formal, por lo que se esperaban instrucciones desde la Justicia. No se descarta que se imponga una perimetral

En el habitual reporte policial de los lunes por la mañana, el jefe de la comisaría de General Cabrera, subcomisario Hilder Pedernera, remarcó dos casos en los que los hombres manifestaron ser víctimas de violencia de género, ejercida por sus parejas femeninas. 

El jefe policial indicó a Puntal: "Hemos tomado conocimiento de hechos en los que los masculinos denuncian a sus parejas femeninas. Por diversos motivos, por existencia de violencia psicológica o violencia económica, que han ocurrido en el ámbito particular o familiar, sin que haya llegado a ser violencia física”.

En medio de un debate social sobre la violencia ejercida en su mayoría hacia las mujeres, estos hechos denunciados en General Cabrera pusieron en evidencia que la problemática es recíproca y que hay hombres que ahora se animan a exponer su situación.

Pedernera se refirió a cómo se accionó desde la Policía y se hizo cumplir las leyes vigentes. “Hemos tomado una denuncia formulada por escrito y una exposición ante la Policía, manifestando el deseo de retirarse del domicilio para evitar más problemas, y advertir que si la pareja continúa con episodios de violencia psicológica, agresiones verbales y demás que está recibiendo, formularía la denuncia”.

Mientras en uno de los casos ya existe una denuncia formal, el segundo hombre se abstuvo, aunque advirtió que de suceder una nueva agresión se llegará a la sede policial a denunciar.

En un hermetismo absoluto, los policías siguen de cerca lo que acontece en los dos hogares cabrerenses, luego de que los agredidos los pusieran en alerta. 

Denuncia y exposición

Información extraoficial, que excede el plano policial y basada en comentarios de vecinos, en un episodio puntual, y desencadenante, el hombre quería ver un partido de fútbol y la mujer no paraba de reprocharle distintas cuestiones que no han sido precisadas. "La mujer le picaba la cabeza constantemente y, cuando estaba viendo el partido, el hombre no soportaba lo que le decía la mujer, hasta que dijo basta, voy a la Policía a explicar lo que me está sucediendo" manifestaba un vecino en conversación con otro.

Por existir una denuncia concreta es que la Policía cabrerense esperaba directivas de los Tribunales de turno a los fines de proceder. No descartándose la posibilidad de que se imponga una perimetral.

Con respecto al segundo caso en el que sólo se interpuso una exposición ante la Policía por parte de la víctima, este habría dejado sentada la sucesión de discusiones que tenía con su pareja. Asimismo, el hombre habría dicho que teme por las reacciones de su mujer y por ello analizaba dejar la casa.

Aparentemente, la víctima, también pidió ayuda a la autoridad "para que después no lo busquen o traten de establecer su paradero, porque no lo van a encontrar". 

En este último caso, la Policía puso en conocimiento a la pareja de lo ocurrido.

El subcomisario Pedernera aclaró que en ambos casos se impuso el secreto de sumario. "Estamos muy atentos para que nada pase a mayores”, puntualizó.

 Pedernera detalló que en ninguno de los casos se expuso agresión física o lesión, sólo violencia verbal y psicólogica.

Procedimiento

Además explicó que están actuando exactamente igual que si la denuncia fuera formulada por una femenina. Admitió el subcomisario, que en caso de hombres, por diferentes motivos evitan exponer este tipo de situaciones ante la autoridad. “Obviamente tiene los mismos derechos que una mujer. Solamente se exige un certificado médico para los casos en los que se observa agresión física".

El juez tiene que, en las próximas jornadas, decidir si hay restricción perimetral por una determinada cantidad de días. "Nosotros vamos, la notificamos, y le damos cumplimiento al oficio. Exactamente como un caso en el que la víctima es una mujer”, aseguró.

“En toda mi permanencia como policía de General Cabrera, todavía no he visto una restricción perimetral para mujer, pero en ciudades próximas sí se ha dado. En la decisión de la Justicia influirá también el lugar donde trabaja, donde vive, si estudia, si asiste al mismo establecimiento; pero la perimetral es entre 300 y 400 metros", concluyó.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas