La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, lanzó ayer nuevas críticas al presidente Alberto Fernández por la gestión del Gobierno y afirmó que el jefe de Estado “la verdad que es una vergüenza”.

“Ya se la creyó, no lo va a votar nadie. Se la creyó de tal manera que en el velorio quiere ser el muerto. En todos lados quiere ser él. Es terrible eso", apuntó Bonafini y completó: "Él se olvidó de todo lo que prometió, que dijo y que quedó en el camino".

"Hace rato que el pueblo no puede comer, no solo carne, ni fideos pueden comer. Medio kilo de fideos cuesta 800 pesos. Con la harina común que te venden en los supermercados no se puede hacer nada, es una porquería", disparó.

Respecto de su relación con la vicepresidenta, la referente de los derechos humanos precisó: "Con Cristina nos queremos mucho. Además de militantes somos amigas, tenemos una relación mucho más de lo que se ve".

"Lo que la quiere la gente a Cristina, lo que esperan su discurso. Ella genera expectativa porque cumple. Cada vez mejor, cada vez le explica más al pueblo para que entienda", manifestó Bonafini.Hebe Hebe xmandataria respecto del manejo de los planes sociales, la titular de Madres apuntó contra los referentes del Movimiento Evita Emilio Pérsico y Fernando "Chino" Navarro.

"Pérsico es un traidor desde que tiene 17 años, es la última basura que hay. Él y el Chino Navarro se venden por la moneda. No les importa nada, se arrastran, llevan a la gente a la calle. Son una basura los dos, no hacemos ni medio con esa gente", concluyó.