Policiales | Germán Torno |

"Estas personas se llevaron una vida y destruyeron una familia"

Brenda, la hija de Germán Torno, rompió el silencio a dos meses del crimen de su padre. "Recuerden que existe una Justicia divina que todo lo ve", aseguró la joven

Brenda, la hija del funcionario de Tío Pujio, Germán Torno, quien fuera asesinado en esta ciudad hace más de dos meses en su vivienda de barrio Ameghino, rompió el silencio para decir que se siente más “fuerte” y “tranquila” ahora que los presuntos homicidas de su padre se encuentran detenidos.

La joven utilizó su red social Facebook para expulsar todo aquello que sentía y pedir “que no se pierda la imagen” de su padre, quien el miércoles 21 de septiembre del presente año fue hallado por ella misma sin vida y envuelto en sábanas y frazadas y con signos de violencia.

El mensaje de Brenda

“Hoy que estoy más fuerte, más tranquila, que están detenidos los autores materiales e intelectuales del crimen de mi papá, les quería pedir que no se pierda la imagen de él en sus mentes y corazones”, abre el mensaje que publicó Brenda.

Y agrega:“Estas ‘personas’, si es que se les puede decir así, porque ni los animales son capaces de hacer tanto daño, se llevaron una vida y destruyeron una familia”.

“Dejaron a unos hijos sin poder seguir disfrutando de su padre, hermano, cuñada y sobrinos en la misma situación”, sostiene.

En otra parte del comunicado, la hija de Torno le recordó a la sociedad “que existe una Justicia divina que todo lo ve”. Asimismo, aseguró que a los presuntos asesinos les volverá todo el mal que causaron.

“Y a los que hablan sin saber de la vida de mi papá, les recomiendo que antes de decir algo se informen”, cierra el escrito.

Siete detenidos

Cabe señalar que por el homicidio de Torno, fueron detenidos Marcelo Ricardo Malagueño (44), imputado por el delito “encubrimiento agravado”; Darío Rubén Ludueña (39), a quien se le atribuye el rol de instigador; Luis Gonzalo Valquinta (41), señalado por la presunta coautoría del crimen, y Raúl Ernesto Zerpa (39), Sergio Emiliano Herrera (30) e Ivana Lorena Martínez (40), los tres indicados como partícipes necesarios del crimen. A estos se le suma el último arrestado: Claudio Andrés Luján.

A Ludueña, el fiscal le atribuye la planificación del hecho en que resultó muerto el funcionario. Específicamente, sostiene que fue el instigador del crimen, es decir, la persona que hizo la promesa de pagar a cambio de que asesinen a Torno.

En esta trama, Zerpa habría actuado como partícipe necesario, contratando bajo promesa remuneratoria de dinero en efectivo, a los coimputados y coautores, Valquinta y Luján.

La Fiscalía cree que los últimos en ser citados fueron quienes ingresaron al domicilio de calle Independencia para darle muerte a Torno.

Pero no habrían llegado solos, sino que lo hicieron en compañía de Herrera y la única mujer detenida, Martínez.

Las cuatro personas llegaron a bordo de un automóvil Fiat Siena color blanco.

Herrera y Martínez serían quienes permanecieron en el interior del vehículo, haciendo de campana y esperando que regresaran sus otros dos compañeros.