Deportes | Gimnasia y Esgrima La Plata | Boca |

La Justicia rechazó pedido del presidente de Gimnasia para ser querellante

Está basado en que no se puede descartar la responsabilidad de las autoridades de la institución en el desenlace que terminó con heridos y con la vida de César "Lolo" Regueiro

La Justicia de La Plata rechazó el pedido del presidente de Gimnasia y Esgrima, Gabriel Pellegrino, de ser tomado como querellante y particular damnificado en la causa judicial que investiga los incidentes ocurridos el 6 de octubre en las inmediaciones del estadio Juan Carmelo Zerillo poco después de comenzado el partido con Boca, lo que produjo la muerte de un hincha y decenas de heridos por impacto de balas de goma.

El Juez de Garantías del Juzgado Penal 6 de La Plata, Agustín Crispo, rechazó el pedido del presidente de Gimnasia y Esgrima La Plata al entender que, hasta el momento, no se puede descartar la responsabilidad de las autoridades de la institución en el desenlace que terminó con heridos y con la vida de César “Lolo” Regueiro (54).

El juez también le negó la condición de particular damnificado a Romina Merino, abogada del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, y a Adolfo Pérez Esquivel, Dora Barrancos y Roberto Cipriano García, presidente y secretario, respectivamente de la Comisión Provincial por la Memoria.

"El carácter de particular damnificado pretendido por el momento resulta prematuro por las razones que de seguido se explicitan. Analizadas las constancias obrantes en autos, entiendo apresurado otorgar al carácter a los requirentes, sin perjuicio de que luego de profundizar la investigación, y ante la eventual incorporación de nuevos elementos probatorios, pueda verse modificada la situación actualmente contemplada", sostiene el magistrado en el escrito al que tuvo acceso Télam.

Por último, el titular del Juzgado 6 hizo lugar al pedido de los abogados particulares de la familia Regueiro "para ser tenidos en carácter de particular damnificados en estos actuados", y agregaron que ambas partes "resultan particularmente ofendidas por el delito que se investiga en autos". También, el juez le concedió esa condición a los letrados que patrocinan al hincha y al socio que perdió un ojo durante la represión.

La causa penal tiene hasta ahora, solo a dos policías detenidos.

"Lolo" Regueiro murió esa noche en el estadio del Bosque y decenas de hinchas resultaron heridos por balas de goma tras la represión de la policía bonaerense hacia una multitud que se encontraba en las afueras de la cancha con intención de ingresar.

Regueiro sufrió una descompensación producto de la atmósfera irrespirable por los gases lacrimógenos, fue atendido en el lugar y trasladado en ambulancia privada al hospital San Martín, donde llegó sin vida.

La muerte del hincha de Gimnasia, ocurrida tras la suspensión del partido con Boca Juniors a los 9 minutos del primer tiempo, fue condenada por ambos clubes y también por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), entre otros.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires calificó de "inadmisible" lo sucedido en la noche platense y anunció que el jefe del operativo (Juan Gorbarán) fue apartado de la fuerza "para que se pongan todos los elementos a disposición del fiscal que está interviniendo".

Miles de hinchas, tras comprobar que las salidas estaban cerradas por disposición del operativo de seguridad, tuvieron que saltar al campo de juego para poder escapar del ahogo y el ardor generado por los gases.

La justicia investiga si los incidentes pudieron estar generados por una sobreventa de entradas para el partido, hecho que fue rotundamente desmentido por el presidente de Gimnasia, Gabriel Pellegrino.