Villa María | gimnasio | servicios | Economía

Gimnasios: preocupación en el sector por las subas de los servicios

La realidad económica impacta de lleno en los espacios deportivos. Dueños de gimnasios dicen que los aumentos no pueden trasladarse a los valores de las cuotas porque se volverían impagables para los socios. “Estamos muy atrás”

Desde la pandemia los gimnasios han crecido en un notable número de asociados porque la gente tomó como un cambio de hábito realizar actividad física.

La realidad del país no le escapa a ningún sector y hay preocupación entre los dueños de los gimnasios porque sienten que están atrás de la inflación. Las fuertes subas en los servicios no se pueden aplicar a las cuotas sociales porque serían impagables. Electricidad, gas, agua, alquiler, impuestos, mantenimiento del equipamiento y sueldos, son algunos de los items que todos los meses tienen que palear para seguir adelante.

Puntal Villa María recorrió espacios de la ciudad y dialogó con referentes que reflejaron la actualidad del sector.

Ernesto Morello, propietario de Frecuencia, dijo que: “En el último tiempo ha variado mucho la cantidad de socios, esto tiene que ver con gente que va un mes y deja el otro, luego vuelve y nuevamente deja. Ha variado las formas en los últimos meses. Si bien después de la pandemia la gente por cuestiones de salud toma la actividad física como una de sus prioridades, pero con la pérdida del poder adquisitivo actual hace que tengamos vaivenes en la cantidad de asociados”.

- ¿Las últimas subas de servicio han sido impactadas en la cuota del socio?

- La suba de servicios no ha sido reflejada en la cuota social. Teniendo en cuenta que en los últimos cuatro meses hemos aumentado alrededor de un 7 u 8 por ciento mensual, cuando los servicios aumentaron entre un 300 y un 400 por ciento. Hace unos meses nos hacían falta entre tres y cuatro alumnos para pagar el servicio de luz y en la actualidad necesitás de 12 alumnos. De ninguna manera podemos impactar eso en la cuota del socio.

“Una estrategia que vamos a empezar ahora es tratar de aproximarnos al costo del aumento del alquiler del espacio, que tampoco se llega porque es un aumento del 25 por ciento cada tres meses haciendo que el acumulado del año sea de 170 por ciento. Eso no podemos alcanzarlo pero es lo que podemos hacer para subsistir en este momento”, reflejó con preocupación Morello.

- ¿Analizan subir la cuota en el corto plazo?

- Hoy el pase libre está en 19.000 pesos, estamos poniéndonos de acuerdo como siempre entre los gimnasios para sostener la actividad. Hoy se subsiste, tratamos de pagar todo, de brindar una buena atención, de tener las máquinas en condiciones, lamentablemente hoy no está quedando invertir en el gimnasio. Con el pasar de los meses los aparatos necesitan un mantenimiento constante. Un ejemplo cotidiano es la compra de elementos como pueden ser las bandas elásticas y han subido entre un 400 y un 500 por ciento.

Para finalizar Morello señaló: “El año pasado estábamos en 7.000 pesos y no estaría dando un 120 por ciento más. Si hacemos la comparación desde diciembre hasta el momento nos han aumentado hasta un 500 por ciento en los elementos y alquileres, pero no lo podemos alcanzar. Sentimos que nuestra actividad está por debajo de la inflación y de lo que ha aumentado todo. Nos preocupa la no inversión en el espacio y poder mantener todo el equipamiento”.

La suba de los servicios no se refleja en la cuota social. En mayo del año pasado el pase libre era de $ 7.000 hoy sale $ 20 mil y están muy por debajo de la inflación.

En el mismo sentido, Andrés Bianchi de Heed comentó: “El panorama económico que atraviesa el país desde la salida de la pandemia específicamente, sumado a la característica estacional que posee el tipo de negocio, ha impactado negativamente tanto a los gimnasios como a todos los comercios. Es imposible trasladar directamente los aumentos relativos de los servicios a los aranceles mensuales”.

- ¿Cómo es la actualidad del gimnasio y cómo se reflejan las subas en las cuotas?

- Se intentan actualizar los valores, pero sabemos que en nuestro ámbito el servicio es lo último que aumenta; fue imposible empatar el boom inflacionario del último año específicamente. Durante 2022 y hasta mediados de 2023 se ajustaba de manera trimestral; el último semestre de 2023 nos vimos obligados a ajustar de modo bimestral. En la actualidad, la estrategia es la de realizar pequeños ajustes que no sean invasivos para el bolsillo del socio. Además de la promoción constante de ofertas para grupos familiares, estudiantes universitarios, entre otros.

“No hemos tenido descensos bruscos en la masa de asociados, sí algunos vaivenes de entre el 10% y 15% propios de la estacionalidad del proyecto. Atribuimos esto a nuestra apuesta por el servicio y calidad de la infraestructura”.

Bianchi destacó: “Realizamos pequeños ajustes que al momento acompañan o corren un poco de atrás a la inflación mensual, que esperemos continúe a la baja. Y tomamos la decisión en el último trimestre de congelar el precio para nuestros clientes activos, entendiendo el esfuerzo que cada familia hace por aportar a su salud y que este panorama no sea un impedimento”.

Para finalizar y teniendo en cuenta la comparación con mayo del año pasado, Bianchi expresó: “En mayo nuestro abono mas barato tenia un valor de $ 6.900 mientras que hoy el mismo abono alcanza los $ 17.000, 146% sobre una inflacion interanual del 288%”.

Agustín Ludueña, referente de Central Gym sostuvo: “En estos últimos meses se nota que la gente se tiene que acomodar en cuanto a las prioridades de su economía y quizás la actividad física lo ponen como un segundo plano y dejan un mes y el siguiente se vuelven a sumar. Es entendible ya que todo aumenta y si tienen que ajustar en algo buscan la actividad física, aunque no sea lo recomendable para la salud tanto física, como mental”.

Ludueña expresó también : “Nosotros por medio de la cámara vamos acordando las subas, pero obviamente que lo vamos corriendo de atrás al aumento, ya que no podemos subir a la par de lo que nos suben las cosas a nosotros, pero para no quedarnos tanto se va impactando en la cuota mensual”.

Sobre los aumentos en la cuota dijo: “Lo vemos en la cámara de gimnasios por un porcentaje de aumento, nunca va a ser el real a la inflación, pero nos aproximamos para que esta misma no nos coma a nosotros mismos, ya que los gastos fijos para tener las puertas abiertas son cada vez mayores”.

- ¿Notas como la crisis impacta en la gente?

- Sí, mucha gente te pide si puede pagar más adelante la cuota y nosotros buscamos la empatía en esos casos, lo último que queremos es que por problemas económicos dejen de hacer actividad física. Como antes mencionaba es salud, tanto física como también mental.

Para finalizar, Ludueña apuntó: “Este mes nos pusimos de acuerdo para un aumento de la cuota, intentamos todos tener el pase libre en la misma cantidad (un piso) después el que quiere la lleva más arriba. Hoy la cuota está en $ 20.000 el pase libre. Sinceramente no recuerdo exactamente a cuánto estaba, pero menos de la mitad con seguridad”.