Villa María | gimnasios | protocolos | actividad

Gimnasios se encuentran a la espera de quedar fuera de las restricciones

Los propietarios de los espacios de entrenamiento físico regresaron a su actividad tras 5 meses de estar vedados. Recibieron ayudas provinciales y ansían poder continuar trabajando a pesar de la suba de contagios

El rubro gimnasios fue una de las últimas actividades habilitadas en Villa María cuando se observaba una merma en la cantidad de casos positivos de coronavirus.

A la luz del vencimiento del DNU nacional mañana viernes en cuanto a las medidas de seguridad y en función de la creciente cantidad de contagios que se observan en la ciudad y en toda la región se especula con nuevas medidas restrictorias.

PUNTAL VILLA MARÍA conversó con Juan Rosell, uno de los referentes de gimnasios de la ciudad de Villa María y que durante el 2020 encabezó los pedidos a la municipalidad y al COE Regional (Centro de Operaciones de Emergencia) para la apertura de los mismos.

“Tenemos entendido que va a haber restricciones horarias”, comenzó Rosell, “pero aparentemente, no hay nada oficial, no nos van a tocar en cuanto a restricción horaria. Eso es lo que sabemos hasta ahora y lo que se comenta pero todo de manera extraoficial”, señaló.

Protocolos

Consultado sobre cómo se encuentra trabajando el sector desde el retorno a las actividades, el referente de los gimnasios manifestó: “Nosotros por suerte estamos trabajando bien, con buena cantidad de gente, no se puede decir con normalidad porque no estamos en el cien por ciento”, manifestó.

En esa línea, argumentó que están sufriendo algunas complicaciones con el cumplimento efectivo de los protocolos de bisoseguridad dispuestos por el Municipio ante el escenario epidemiológico. “Queremos que nos den bolilla con el tema de los barbijos y el cumplimiento de los protocolos pero los estamos cumpliendo. No dejamos de meterles presión a las personas porque la gente se relajó y un poco porque se cansó de tanto tiempo”, expresó.

En relación a cómo vienen monitoreando el cumplimiento de los protocolos sanitarios en el marco de la pandemia, aseveró: “Seguimos con el alcohol, estamos constantemente diciéndoles (a los clientes), por suerte esa conducta se ha vuelto un hábito, el tema es que por ahí se nos relajan, se bajan el barbijo pero estamos atrás de ellos”.

Actividad en el sector

Sobre cómo han afrontado la escalada de casos en todo el año pasado y el actual, Rosell dijo: “Nosotros por suerte en los gimnasios no hemos tenido que aislarnos en muchas oportunidades, sí hemos tenido que informar en una franja horaria muy mínima, entonces tuvimos todo muy controlado y casualmente uno de los chicos dio positivo pero el resto no, así que buenísimo”, indicó el referente de los gimnasios.

Vinculado al regreso a la actividad habitual y la afluencia de gente, declaró: “No logramos volver a la normalidad, llegamos hasta un 70, 75% y de ahí nos manejamos en esa franja. No nos han habilitado la actividad de spinning por ejemplo, pero el resto sí están todas habilitadas y por eso podemos seguir trabajando”.

Reclamos

Uno de los leit motiv de los reclamos del rubro estuvo vinculado durante todo el 2020 a que la actividad está estrechamente relacionada con la calidad de vida y que practicarla mejoraba las condiciones de hacerle frente al Covid-19: “Hemos luchado mucho para demostrar que somos salud y que cumplimos los protocolos, la tasa de contagios es bajísima y extremadamente controlada, podés identificar tranquilamente las personas que pueden llegar a dar positivo y aislar todo”, dijo.

Sobre el contacto con el municipio, Rosell confirmó la fluidez y el diálogo: “Estamos en comunicación con la Municipalidad. Seguridad Ciudadana pasó en su momento a controlar y ver cómo estábamos trabajando”.