El villamariense Matías Giraudo jugó durante dos años en el Nice de Francia en la Ligue A y ahora partirá al VK Jihostroj de la República Checa.

El armador de 24 años e integrante de la selección argentina comentó a Puntal Villa María: “Sale esta posibilidad como un beneficio personal y deportivo. Es un desafío grande para mí y el equipo, que va a pelear el campeonato, es un incentivo tomar esta decisión”.

Sobre el plantel que integrará dijo: “No estoy al tanto de los nombres, pero en principio no no habría ningún argentino este año. Espero sea un año productivo y me ayude a seguir creciendo”.

-¿Cuándo te sumás al plantel?

-No se cuándo porque en estos momentos estoy en Buenos Aires con la selección argentina y hasta que no termine el período de entrenamiento no me puedo ir.

-¿Cuáles son las expectativas en esta nueva aventura?

-Simplemente lo que quiero es seguir creciendo como siempre y es el objetivo que más me planteo en este momento. Deseo tomármelo de la manera más profesional posible y espero aprender lo máximo y a su vez ganar, que es lindo.

-¿Cómo están los entrenamientos con la selección?

-Estoy entrenando en Buenos Aires y nos queda para jugar la VNL y luego el Mundial, esas serían las dos cosas que quedan. En sí, para ser más específico, estoy entrenando junto con el seleccionado argentino con vistas a distintos compromisos internacionales y destacando algunos amistosos, caso el Nations League, los clasificatorios a los Juegos Panamericanos 2023 y el Campeonato del Mundo.

-¿Cuál es el objetivo para esta temporada?

-Me pongo como meta aprender, evolucionar y perfeccionarme en todo, ya que soy un agradecido de la vida desde que empecé en Rivadavia, mi formación de pequeño, adolescente y joven hasta los demás equipos que pasé.

Giraudo arma las valijas y tendrá como objetivo conquistar Republica Checa, tanto en lo deportivo como en lo personal.