Nacionales | Gran Parque Central | Boca Juniors | Uruguay

Hubo incidentes en el acceso de hinchas de Boca al Gran Parque Central

Simpatizantes xeneizes que poseían entradas para entrar a la cancha resultaron reprimidos por la Policía uruguaya cuando intentaban ingresar al estadio para presenciar el partido ante Nacional de Uruguay

Los hinchas de Boca Juniors que ingresaban esta noche al Gran Parque Central de Montevideo a presenciar el encuentro de octavos de final de Copa Libertadores con Nacional de Uruguay fueron víctimas de balazos de goma, golpes y empujones de parte de los efectivos de la Policía Montada local.

De acuerdo con lo difundido por distintos sitios periodísticos, los algo más de 2000 simpatizantes xeneizes que poseían entradas para entrar a la cancha resultaron reprimidos por la Policía uruguaya.

Mientras hacía su ingreso al sector visitante por el acceso de la calle Comandante Braga, los hinchas de Boca fueron agredidos inexplicablemente por los agentes de seguridad, que no escatimaron en lanzar bombas de gas lacrimógeno, balas de goma y repartir palos con sus bastones largos.

Esta situación, obviamente, generó corridas, malestar y tensión, sin que se hiciera oficial la cantidad de detenidos y heridos que provocaron los incidentes registrados en las cercanías del estadio.

Previamente, a falta de una hora y medio para el horario pautado para el comienzo del partido, la cuenta "Barras del mundo" publicó un video en el que se observó a barras de Nacional "emboscando" a simpatizantes de Boca, a los que les arrojaron piedras y otros elementos contundentes en medio de una avenida cercana al estadio, en la zona del Clínicas y La Blanqueada.

La entidad auriazul agotó las 2 mil entradas que le otorgó Nacional para sus hinchas. Las localidades fueron vendidas por el club argentino en forma interna, para las peñas y allegados.

Lo cierto es que más del doble de simpatizantes xeneizes que pudieron entrar al Gran Parque Central (se estima que arribaron a la capital uruguaya cerca de 5 mil fanáticos boquenses) estuvieron merodeando por la zona del Sheraton Hotel de Punta Carretas (lugar elegido por la dirigencia para el alojamiento de la delegación), con el propósito de asegurarse el preciado boleto.