Deportes | handball | Gavilán | villamariense

Giuliana Gavilán sigue siendo reina en España

La mejor jugadora de la historia del balonmano villamariense se coronó con Bera Bera al vencer 32-24 en la final a Aula Valladolid

Giuliana “Shula” Gavilán se consagró campeona de la Copa de la Reina de España, con el Super Amara Bera Bera de San Sebastián, que retuvo la corona y festejó por octava vez en su historia.

La jugadora villamariense festejó 3 conquistas, fue titular y ratificó que su carrera en Europa y en La Garra la transforma en una de las deportistas épicas de la ciudad.

Ante más de 4.200 espectadores y tras ganar el sábado la final anticipada ante Costa del Sol Málaga, Super Amara Bera Bera se ha proclamado campeón de la 45a edición de la Copa de la Reina en el Donostia Arena de Illunbe.

El octavo título copero del club donostiarra, segundo consecutivo, que otorga además pasaporte a los torneos europeos, se consiguió tras otra brillante exhibición defensiva y pleno acierto en ataque ante un Caja Rural Aula Valladolid que aguantó 25 minutos.

Las de San Sebastián se han impuesto por un contundente 32-24.

Pese a lo que indica el marcador, Super Amara Bera Bera debió esforzarse más de lo pensado en la primera parte. Llevó el ritmo del partido ante un sorprendente Caja Rural Aula Valladolid que pudo correr y aprovechar algunas pérdidas locales, pero no aguar la fiesta.

No obstante, las guipuzcoanas siempre han llevado la delantera en el marcador y rompieron el partido en el complemento.

Pisaron fuerte las donostiarras y parecía que, al grito de sus miles de aficionados, iba a tener un dominio claro. Controlaba a la estrella vallisoletana Prieto O’Mullony, y escaparon 8-4. Pero un parcial de 1-5 para las pucelanas, les permitió empatar el encuentro.

Lo igualó en 9 y volvió a empatarlo en 12, para demostrar que estaba a la altura de una final. Un tiempo muerto de Imanol Alvarez en un momento justo, acabó con las complicaciones de Bera Bera y tuvo un resultado magnífico. Con otro parcial de 3-0, volvió a mandar hasta el final en el marcador y a estresar a un rival que no pudo descifrar la defensa de las vascas.

Con el empuje final, la inspiración de Boada y la argentina Cavo y tres goles de Erauskin pusieron las cosas en su lugar: al descanso 20-15, pese al esfuerzo de Amaia González de Garibay (cinco goles).

Al reanudarse, Arrojeria y Fernandes ampliaron rápidamente la ventaja. Aula perdió balones, las guipuzcoanas siguieron firmes y la brasileña Mariane Fernandes con su poderoso lanzamiento hizo daño y desequilibró. Valladolid ya no tuvo ideas, y aunque Miguel Ángel Peñas pidió darlo todo cuando su equipo caía por 7 goles (23-16), Bera Bera llegó a sacar 10 (28-18), lo mantuvo (30-20) para cerrar festejando su octava corona con un contundente 32-24.

Super Amara Bera Bera 32 (20+15): Aalla, Etxeberria (2), Arrojeria (4), Gavilán (3), Boada (4), Fernandes (5) y Hernández (4, 2p) -siete inicial-, Tchaptchet (2), Arroyo (1), Menéndez (1), Erauskin (3), Cavo (2), Blanco (1), Loidi, Karsten, y Silva.

Caja Rural Aula Valladolid 24 (15+9): Sanz, O’Mullony (6), E. Álvarez (2), Téllez, Arounian (2), Romero (4), González de Garibay (7) -siete inicial- Lucio (2), Botella, T. Álvarez, Bergara, Laguna, Moreno (1) y Robles.

Público: 4.238 espectadores.