Villa María | hogares | ciudad | indigencia

Por cada 100 villamarienses, hay 28 que se encuentran por debajo de la línea de pobreza

Entre los 28, hay 4 en indigencia. Los puntos más críticos se dan en los barrios San Nicolás y Nicolás Avellaneda, donde la pobreza llega al 43,2% de los hogares y al 58,2% de vecinos

La Encuesta Trimestral de Hogares que lleva delante de manera periódica el Centro Estadístico Regional permite reflejar que 28 de cada 100 villamarienses son pobres. Y, entre esos 28, 4 se encuentran bajo la línea de indigencia.

Así se desprende del último relevamiento hecho público días atrás y en el que también se percibe una mejora en los índices de pobreza en cuanto a semestres anteriores, no así en indigencia, respecto de lo que lamentablemente los valores crecen período a período.

En el comparativo con los índices nacionales y de otras ciudades de la provincia, como Córdoba y Río Cuarto, la ciudad tiene valores alentadores. De hecho, la pobreza llega al 31,6% de los hogares a nivel país, 29,5% en Córdoba capital y 27,2% en Río Cuarto. En la ciudad, en cambio, alcanza el 20,5% de los hogares. Si la comparativa se efectúa sobre las personas que habitan esos hogares, en la capital provincial alcanzó el 40,8% y en Río Cuarto, el 39,2%; mientras que en Villa María se encuentra en 27,9%.

Una situación similar se produce en cuanto al nivel de indigencia, con los valores porcentuales más bajos registrados en Villa María en comparación con otros aglomerados, aunque la preocupación radica en el crecimiento tramo a tramo en la ciudad.

En concreto, la indigencia muestra un incremento desde el segundo semestre de 2019 hasta el mismo período de 2020, que es el relevado. Pasó de 2,5% de los hogares a 3,7% en la actualidad; creciendo desde el 3,2% de las personas que habitan dichos hogares en 2019 a 4,3% en la actualidad.

28 pobres por cada 100 villamarienses

En el análisis se puede determinar que, por cada 100 villamarieneses, un 72,10% no son pobres, mientras que el resto se completa con un 23,60% de personas pobres pero no indigentes y el 4,30% de indigentes. Es decir que, sumando estas dos últimas variables, de cada 100 vecinos que habitan en la ciudad, 28 son pobres.

Con relación a la distribución territorial de los índices de pobreza en la ciudad, la estimación para la ciudad es del 20,5% de los hogares y el 27,9% de las personas que habitan esos hogares. El punto más crítico se presenta en la zona comprendida por los barrios Nicolás Avellaneda y San Nicolás, donde alcanza el 43,2% de los hogares y al 58,2% de vecinos.

En tanto, otra cifra elevada se percibe en los barrios Carlos Pellegrini y Felipe Botta, donde llega al 32,2% de los hogares y al 47,1% de las personas. Posteriormente se ubica la región comprendida por los barrios Las Playas, Industrial, Evita y Barrancas del Río, donde la pobreza golpea al 44,2% de los habitantes, comprendidos en el 32,9% de los hogares.

Los puntos porcentuales, que en algunos casos duplican la estimación media de la ciudad, son compensados en cierta medida por otros sectores de Villa María que muestran valores por de más distantes, con realidades muy diferentes a muy pocas cuadras de distancia. De hecho, en el sector comprendido por los barrios Belgrano, Trinitarios, Ramón Carrillo y Parque Norte se percibe apenas el 12% de hogares pobres, que comprenden al 16% de las personas. La cifra cae aún más en la zona céntrica, con el 10,1% de hogares pobres y el 14,7% de las personas.

En cuanto al porcentaje de indigencia, el punto crítico sigue siendo la zona norte de la ciudad, replicándose en los barrios Nicolás Avellaneda y San Nicolás, donde prácticamente se triplican las estimaciones para toda la ciudad. En el sector, el 13% de los hogares están por debajo de la línea de indigencia, lo que representa el 17% de los vecinos.

También con valores altos se encuentra la zona comprendida por barrios Roque Sáenz Peña, La Calera, Güemes y Almirante Brown, que tiene un 9,3% de hogares en indigencia en los cuales habitan el 8,9% de las personas. En el resto de la ciudad, la cifra cae hasta rozar el 3%.