Villa María | Hospital | Pasteur | paciente

El Pasteur intervino a una beba con "casi muerte cerebral" y junto con el Hospital de Niños le salvaron la vida

Lo afirmó el integrante del servicio de neurocirugía del nosocomio local, Marcelo Olivero, quien debió proceder con un equipo interdisciplinario ante la presencia de un tumor con grandes dimensiones. Luego fue derivada al establecimiento pediátrico, donde recibe tratamiento oncológico y se encuentra estable

A finales del 2020, una niña de un año y medio ingresó a la guardia del Hospital Regional Pasteur con escasa respuesta cerebral y en coma con un cuadro crítico de hipertensión endocraniana. Poseía un tumor de “grandes dimensiones”, luego de ser trasladada del interior.

Ante este panorama, el integrante del servicio de neurocirugía, Marcelo Olivero, explicó que la beba poseía en ese momento “casi muerte cerebral, por lo que se realizó todo el protocolo de resucitación cerebral”.

El mecanismo, según detalló, fue llevado adelante a través de la provisión de medicación correspondiente. “Estas maniobras permitieron recuperar algunos reflejos del tronco cerebral”, aseguró.

En la actualidad, la paciente tiene dos años y se encuentra estable. Desde el Pasteur confirman que fue gracias al trabajo articulado y la coordinación interhospitalaria junto con el Hospital de Niños.

Intervención

Desde el nosocomio dieron a conocer que la intervención sobre la niña fue inmediata y que el accionar conllevó alrededor de cuatro horas.

El especialista precisó que tras el traslado de la paciente fue realizada una tomografía y que allí visualizó la presencia “de un tumor intraventricular vascularizado de gran dimensión, requiriendo una neurocirugía de urgencia”.

Del procedimiento quirúrgico participaron todos los neurocirujanos, que acudieron ante la urgencia.

Al respecto, el nosocomio destacó que “el accionar interdisciplinario temprano del personal de guardia permitió estabilizarla y sacarla de la emergencia cerebral para luego derivarla al Hospital de Niños”.

Respecto al tumor extraído, la institución sanitaria local precisó que se denomina carcinoma plexo coroideo y que en torno a su magnitud, también sangrado, “fue necesaria la reintervención quirúrgica en Córdoba para terminar de sacar el implante del tumor”.

En torno a la articulación entre instituciones de salud, Olivero confirmó: "Los procesos de gestión de cada servicio y la red interhospitalaria pública fueron determinantes en restablecer a la paciente de una situación crítica y en su posterior recuperación".

Hospital de Niños

Tras la intervención en Villa María, el Pasteur señaló que la beba continuó con el proceso posoperatorio mediante la internación en la UTI pediátrica del Hospital de Niños.

Asimismo, que pudieron corroborar mediante el servicio de pediatría del nosocomio pediátrico que continúa su tratamiento oncológico y que "la menor se encuentra estable”.

“La última resonancia no muestra presencia de líquido negativo ni progresión de la enfermedad”, confirmó la institución de salud en la capital provincial.