Nacionales | Iglesia | oborto | pañuelazo

Multitudinaria misa de la Iglesia en rechazo al aborto en la Basílica de Luján

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Ojea, se quejó de que “es injusto y doloroso” que califiquen a quienes se oponen a esa práctica de “antiderechos e hipócritas”. Reiteró que hay vida desde la concepción

En una multitudinaria misa en la Basílica de Luján, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Ojea, advirtió ayer que "es injusto y doloroso" que tilden a la Iglesia y a quienes se oponen al aborto de "antiderechos o hipócritas".

En un mensaje al gobierno del presidente Alberto Fernández, que esta semana enviará un proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo al Congreso, Ojea recalcó que "hay vida desde la concepción".

En una plaza repleta de pañuelos celestes, consignas antiabortistas y banderas en defensa del niño por nacer, los reunidos aplaudieron las palabras del presidente del Episcopado, quien se encargó de darles voz a quienes se oponen al proyecto de ley del Poder Ejecutivo.

"Hay vida desde la concepción y una vida distinta se forma dentro de cada mujer", enfatizó Ojea.

Además, cruzó a Fernández respecto a sus dichos sobre el aborto: "Es injusto y doloroso llamarnos antiderechos o hipócritas. Valoramos y defendemos los derechos de toda vida".

”Discernir prioridades”

"Vivimos un tiempo donde es necesario discernir prioridades y no elegir temas que enfrenten a los ciudadanos de a pie", aseguró Ojea.

El titular del Episcopado remarcó: "Deploramos con toda la fuerza de nuestro corazón la crueldad de los femicidios y de todo tipo de violencia contra las mujeres. Condenamos el abuso en todas sus formas. El que sucede en la vida, en el trabajo, en la calle y, dolorosamente lo decimos, en la Iglesia".

"Millones de argentinos y argentinas, creyentes y no creyentes, tienen la profunda convicción de que hay vida desde la concepción", agregó Ojea.

El titular de la Iglesia Católica, acompañado por el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, y los principales líderes de la institución, subrayó que "no es lícito eliminar ninguna vida humana".

También participaron el referente de los curas villeros, el padre José María Pepe di Paola, y otros sacerdotes de ese grupo, junto a una nutrida delegación de fieles provenientes de barrios pobres de la provincia y representantes de iglesias evangélicas. También estuvo presente en la misa el secretario de Culto de la ciudad de Buenos Aires, Federico Pugliese.

Al ser un tema que atraviesa transversalmente los partidos políticos, participaron de la misa referentes de distintos espacios, como los intendentes peronistas de Luján, Leonardo Boto, y de Merlo, Gustavo Menéndez (también titular del PJ bonaerense), y los diputados de Juntos por el Cambio Marcela Campagnoli, Victoria Morleri Morales y Jorge Enriquez.

"La vida es un derecho y lo reclamamos para todos, en cualquier edad y situación", enfatizó Ojea en su homilía, ante una amplia convocatoria en una calurosa jornada en Luján.

Por las mujeres embarazadas

En tanto, el obispo de San Isidro respaldó el proyecto que anunció el Poder Ejecutivo destinado a las mujeres embarazadas y los primeros mil días de vida del niño.

"Respaldamos todas las políticas sociales que favorezcan la atención de las mujeres embarazadas, especialmente en situaciones de conflicto y vulnerabilidad", señaló Ojea, en lo que se interpretó como un aval al segundo proyecto que enviará el Poder Ejecutivo al Congreso.

Además, el obispo sostuvo que la Iglesia respalda "la educación sexual integral", pero aclaró que debe "respetar los idearios" de cada escuela.

"Apoyamos la implementación de una educación sexual integral, respetando los idearios de las instituciones educativas", agregó el obispo.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas