Villa María | impacto | alonso | Diana

"El juego es una actividad muy adictiva, hacerla virtual la potencia al máximo"

La española Diana Alonso Fernández es una de las máximas referentes a nivel mundial en el trabajo con adicciones como la ludopatía. La psicóloga indicó, en diálogo con Puntal, que la posibilidad de apostar desde el hogar aumenta el número de casos y no ofrece límites

El debate que se ha generado en torno a la legalización de las apuestas online ha traído voces que alertan sobre el impacto que esto puede tener en grandes y jóvenes. No sólo a partir del conocimiento de lo que es la ampliación de problemáticas vinculadas a la ludopatía, sino que desde la misma experiencia de lo que ha causado en otros países como España la implementación de medidas similares.

Diana Alonso Fernández es una psicóloga española que trabaja en Madrid desde hace años con las adicciones, especialmente con la ludopatía. Es una de las máximas referentes de esta área de trabajo a nivel mundial y se desempeña en varias fundaciones y clínicas relacionadas con las adicciones.

En diálogo con Puntal, Alonso Fernández aseguró que “en España fue una debacle poder jugar desde los hogares, porque estos espacios no cierran en ningún momento y desde el teléfono celular se pueden pedir microcréditos a los bancos”.

En este sentido, aseguró que esta posibilidad lleva a que quienes apuestan no se tengan que desplazar y, por lo tanto, “no implica que sea más o menos adictivo, sino que el objeto de la adicción está muy a mano”, aseguró la especialista.

Alonso Fernández indicó que, en este sentido, “resulta muy difícil limitar la adicción”, y aclaró:“Es cierto que en los portales se puede limitar la cantidad de dinero que se apuesta en una empresa de juego, pero como hay tantas otras, la persona se abre otra cuenta en otra empresa y no se termina nunca el círculo”.

- ¿Qué ocurrió en España cuando se avanzó en la legalización de las apuestas online?

- Se ha notado mucho el impacto cuando se legalizó el juego digital. Esto porque se abre el abanico a muchas otras personas que antes no hubieran ido a un casino por sentirse avergonzadas o por no estar cómodas, pero de manera online están más protegidas. Así se cambia mucho el perfil del jugador.

La psicóloga comentó que otro impacto en España fue “algo muy bochornoso, que en los casinos se colaban muchos menores de edad”, dijo, e indicó que “con el juego online se podía controlar un poco más las edades de quienes jugaban, pero se podía jugar con la identidad de otra persona, con la tarjeta de crédito de quienes vivían con ellos, por ejemplo”.

Finalmente, la especialista en ludopatía comentó que “el juego de azar es una actividad muy adictiva de por sí, y las herramientas digitales lo que hacen es potenciarla al máximo”.

- ¿Qué hizo el Estado a partir de estos fenómenos?

- Lo que hizo fue recaudar. Pero bueno, ahora parece que han limitado la publicidad que se hacía sobre estos sitios, algo que era vergonzoso.

- ¿Hay alguna buena expectativa contra esta actividad o es todo un escenario oscuro?

- Las herramientas de control parental en los dispositivos es una gran ayuda, pero la rehabilitación es, en esencia, igual.

Para completar, Diana Alonso Fernández consideró que, más allá del impacto de las apuestas online, “el alcohol y el tabaco también son legales, lo que hay que asumir es que el juego de azar es una actividad de riesgo”, sostuvo la psicóloga española.

En la región

Por su parte, el director de la Fundación Conatus Vitae, Francisco Pipino, alertó sobre el incremento de casos de apuestas en Río Cuarto y la región en los últimos meses y en el marco de la pandemia. Señaló, además, que han registrado muchas situaciones de jóvenes con trastornos provocados por el juego online.

“Como dato regional se puede destacar que desde la pandemia se incrementó el juego online por el fenómeno de estar en los hogares, aislados, y por el uso de las criptomonedas para estos juegos, porque a partir de allí los chicos tienen más acceso al vínculo con personas de todo el mundo, algo que también hará difícil la aplicación de los límites con los que se busca controlar la actividad”, comentó el psicólogo.

Señaló que en muchas situaciones los casos salen a la luz cuando los padres de los chicos se encuentran con grandes deudas, que antes eran en dólares y ahora serían en pesos; “hay muchas casas de apuestas en Argentina, con dominio propio, y con aplicaciones en el celular se puede jugar libremente”, indicó Pipino.

Explicó que ha aumentado notablemente el manejo de dinero y transferencias bancarias, mientras que quienes trabajan en estos casinos online lo hacen principalmente por la noche. “Hacen el soporte técnico para las personas que quieren hacer las apuestas en juegos como el de pócker”, sostuvo el director de Conatus Vitae, y agregó: “Hay gente en Río Cuarto que se dedica únicamente a esto, lo toma como un trabajo, y es algo que se deberá debatir desde las áreas de salud, porque hay que pensar hasta qué punto esto es un trabajo y cómo lo tomará la ciudadanía, porque el promedio de ganancias son muy altos y en dólares”, explicó.

Finalmente, Pipino consideró que el problema en relación al juego es algo que se deberá enfrentar en la proximidad, “a mitad del año que viene ya veremos los efectos, pues ya hubo jóvenes internados con crisis nerviosas por el juego, incluso en chicos de entre 10 y 12 años”, indicó, mientras que consideró fundamental que se escuche la pluralidad de las voces de especialistas antes de la aprobación de la ley. “Si esto no ocurre, el impacto será muy fuerte”, completó.

Luis Schlossberg. Redacción Puntal