Villa María | impacto | calidad | comienzo

"Existe un concepto social de que la educación privada es de mayor calidad, pero no es así"

La Provincia reflejó que creció la cantidad de alumnos que se vuelcan al ámbito estatal por sobre el privado, tanto en nivel primario como en el medio. "Todos fueron contenidos", dijo la entrevistada y lamentó que exista una estigmatización sobre la educación pública

Cada vez son más los estudiantes que dejan la escuela privada y continúan en el sistema de educación público. Así se percibe en el último relevamiento que la Provincia dio a conocer y que impacta no sólo en el nivel primario, sino también en el medio. De hecho, en el primero el crecimiento fue del 0,8% en el presente año en comparación con 2020, mientras que en el segundo el aumento de matrícula llegó hasta el 2,4%.

El dato refleja además que, de cada 10 estudiantes de nivel primario, 7 cursan en el ámbito estatal y los restantes 3, en el privado. “No hubo un impacto negativo, sino que la totalidad de los alumnos fue absorbida por el sector público”, destacó la inspectora de nivel primario Patricia Accastello, al ser consultada sobre ese cambio percibido entre el año pasado y el presente ciclo lectivo.

Para la docente, el cambio podría tener diferentes causantes, aunque se lo asocia en gran medida “al impacto –de la pandemia- en la economía familiar”. Si bien destacó que como autoridad de la comunidad educativa pública “nunca pondría en duda su calidad, en la representación social existe que lo privado tiene una oferta de mayor calidad. Lamentablemente es así”.

Y en realidad se habla “de los mismos contenidos”. “Entiendo que a veces tiene que ver con una cuestión estigmatizante”, precisó. De hecho, consideró que la demanda puntual es hacia algunas escuelas cocéntricas: “Vienen de otro lado y quieren ir a la escuela José Ingenieros, Bianco o Mármol, entonces se les dice que en esos lugares está la matrícula cubierta y se les ofrece –el banco- en otro lado. Pero igualmente insisten, entonces hay una cuestión de lo público y de la población que alberga”.

Destacó que en este tiempo de pandemia esta realidad “se vio traducida en la representación social”. Abordada justamente sobre el impacto que generó el dictado de clases en sus diferentes modelos –presencial o bimodal- durante estos tiempos, Accastello consideró: “El retorno de la presencialidad plena favoreció, porque teníamos conectividad en las escuelas pero el problema surgía en los hogares, es decir que en el ámbito familiar se carecía”.

De igual manera, destacó la promoción y participación con el uso de las TIC. “Destaco la tarea y predisposición de directores y docentes. Los veo agotados de tanto trabajo y esfuerzo, que debe ser reconocido”, insistió. Y dijo que, más allá de las dificultades, el balance de año “es positivo”.

Reafirmar conceptos

Con el ciclo lectivo próximo a terminar, y el inicio del cursado 2022 previsto para febrero, Accastello confirmó que antes del comienzo está previsto un período de sensibilización “para aquellos estudiantes que todavía necesitan un refuerzo en la alfabetización”. “Hubo un seguimiento sobre las trayectorias escolares, la intensificación del trabajo en red. En Villa María tenemos un trabajo que se fortaleció con los Municerca y los equipos de salud, pero también el equipo local que atiende situaciones de vulneraciones de derechos de los niños”, dijo.

Para la entrevistada, esa tarea en red es otro saldo positivo de la pandemia, porque además ante “esas desigualdades las entidades comunitarias están siempre dispuestas al trabajo colaborativo”. “La escuela sólo no podría hacerlo, al seguimiento, visita a los hogares y todo lo demás. Entonces, valoramos justamente esa tarea”, resaltó.

Consultada acerca del período de sensibilización y sus alcances, explicó que se extenderá incluso hasta alumnos de sexto grado. “No hay muchos casos, porque sexto fue en este 2021 la prioridad, entonces se viene trabajando desde principio de año, y reforzándose con la presencialidad plena porque los chicos eran prioridad y el sistema de burbujas no los alcanzaba”, sentenció.

Además, sumó a tercer grado dentro de las prioridades, ya que tienen que lograr la alfabetización inicial, que comprende la lectura, escritura y cálculo matemático.