Provinciales | impacto | ola |

Provincia, con una suba en los contagios difícil de parar

En la última semana epidemiológica Córdoba pasó de 3.585 casos a 18.024. Los valores son similares a la última etapa de la segunda ola de infectados, ocurrida a mitad del 2021

Con valores más parecidos al último tramo de la segunda ola de contagios de coronavirus, en la última semana epidemiológica (cerró el sábado 25 de diciembre a las 24 horas) la provincia experimenta una abultadísima suba en el número de casos que, además de ser altamente preocupante, parece difícil de frenar, sobre todo por el nivel de relajamiento que se observa en la población.

En el territorio cordobés se pasó de 3.585 positivos a 18.024. Así, el promedio diario saltó de 512,14 a 2.754,85.

Aunque todavía falta saber si el aumento exponencial de los infectados tendrá un impacto significativo en cuanto a la cantidad de internados y de fallecimientos por el virus, por ahora, dichas variables no están en niveles alarmantes. De todas formas, también han crecido. La demanda de unidades críticas en centros asistenciales pasó del 1,4% (50 pacientes) al 2,1% (72), lo que representa una variación de casi el 50%, con 22 hospitalizados más.

Qué medidas se tomaron

Sin un cierre de actividades, pero con la suspensión de eventos masivos (al menos hasta el 4 de enero), la principal medida para contener el avance del Covid-19 es la campaña de vacunación y, específicamente, la aplicación de la tercera dosis. A la vez, también se implementó el pase sanitario para viajes grupales y encuentros de más de mil personas (que por ahora están frenados), lo que para muchos especialistas es insuficiente (hay quienes consideran que debería ser más estricto).

Las autoridades especulan con que, inicialmente, la nueva variante Ómicron es más contagiosa, pero menos agresiva, por lo que los pacientes inoculados demandarían menos unidades de internación.

Suceda lo que suceda, la ocupación de camas será la que termine de definir si se aplican más restricciones, tal como ocurrió en otros momentos de la pandemia, cuando se superó el 80%.