Provinciales | impuesto | renta | Congreso

Con el anuncio del impuesto a la renta inesperada, el campo relanza la movilización del 23

Van a acompañar las rurales de Río Cuarto y Jesús María, además de la Mesa de Enlace provincial. Irán al Congreso contra la presión tributaria

Con el combustible de un nuevo impuesto que se aplicaría “a la renta inesperada”, según confirmó ayer el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, acompañado por el presidente Alberto Fernández, los productores agropecuarios ratificaron y redoblaron la convocatoria para la movilización dispuesta para este sábado al Congreso de la Nación y que cuenta con la adhesión y acompañamiento de sociedades rurales de base de distintos puntos del país.

Entre las que confirmaron su presencia en Buenos Aires aparecen las dos más grandes de Córdoba: Río Cuarto y Jesús María. A su vez, Cartez, la entidad de segundo grado que reúne a rurales de Córdoba, La Rioja, Catamarca y sur de San Luis, también confirmó que será de la partida. Y se plegarán los dirigentes de la Mesa de Enlace Córdoba, que de esta manera también toman distancia de las cúpulas nacionales que se mantuvieron al margen de esa protesta.

De hecho, hubo entidades nacionales, como CRA, que decidió dejar en claro que no acompaña la protesta del sábado mediante un comunicado en el que afirmó que no es el momento ni están las condiciones dadas.

Pero lo cierto es que la movilización del sábado fue impulsada desde las asambleas que se fueron realizando en distintos puntos del país. En Córdoba, la de Sinsacate, y en San Luis la de Villa Mercedes, fueron dos que votaron a favor de la marcha al Congreso. En la de Villa Mercedes, por ejemplo, hubo presencias de dirigentes de rurales cordobesas y de San Luis, y también de Cartez.

Por eso, ayer, Javier Rotondo, presidente de esta última entidad, destacó que “nosotros adherimos y acompañamos porque fue el mandato que las bases nos dieron a través de las distintas asambleas realizadas y también porque así lo quisieron por unanimidad las rurales de base que representamos en dos consejos superiores directivos de la Confederación. No podemos tomar otra actitud porque las decisiones tienen que tomarse de abajo para arriba y no al revés”, explicó el directivo riocuartense a este diario.

Como Cartez es una de las grandes confederaciones que integran CRA a nivel nacional, una de las entidades que forman parte de la Mesa de Enlace nacional, llevó esa moción al seno de esa organización pero allí se tomó distancia del conflicto y Cartez quedó en minoría. Se impuso allí postura de Carbap, que reúne a las rurales de Buenos Aires y La Pampa.

Al enumerar los reclamos, Rotondo remarcó “la presión impositiva, gasto político innecesario, derechos de exportación y ahora la idea patética de la renta inesperada”, dijo el presidente de Cartez.

Buryaile criticó el impuesto a la renta inesperada

El diputado nacional por Formosa de Juntos por el Cambio y titular de la Comisión de Agricultura, Ricardo Buryaile, rechazó la propuesta de un impuesto a la “ganancia inesperada” y criticó la falta de un plan para contener la inflación.

“Nosotros nos comprometimos a no subir impuestos. La presión fiscal en la Argentina es lo suficientemente asfixiante como para seguir subiendo impuestos”, afirmó el legislador en declaraciones televisivas.

Buryaile planteó una serie de dudas sobre la factibilidad de este nuevo gravamen para capturar “renta inesperada por efecto de la guerra”, aunque dejó abierta la posibilidad de estudiar el tema cuando se redacte la norma y se remita al Congreso.

“Cuál es la alícuota? ¿Qué pasa con las empresas que cerraron balance al 31 de diciembre, ganaron por la guerra?”, interrogó el diputado.

Buryaile enfatizó que "si tuvieron más ganancias pagarán más impuesto a las ganancias".

“No se puede vivir improvisando. No se ha dicho una sola palabra de cómo se va a contener la inflación”, se quejó el legislador formoseño.

Gonzalo Dal Bianco.