Internacionales | Impuestos | Argentina | riqueza

En Davos llamaron a aplicar impuestos de emergencia y permanentes a los ricos

La organización internacional Oxfam que lucha contra el hambre en el mundo puso como ejemplo las recientes iniciativas argentinas

La organización internacional Oxfam, que lucha contra el hambre en el mundo, solicitó ayer la implementación de impuestos de emergencia y permanentes a los ricos para financiar el apoyo a las personas que se enfrentan al aumento los costos de la energía y los alimentos y puso como ejemplo las recientes iniciativas de la Argentina, en el marco de la cumbre de Davos.

"Argentina adoptó el año pasado un impuesto a la riqueza único para los más ricos como parte de su campaña Covid-19 Plan de Recuperación, y ahora está considerando introducir un impuesto extraordinario sobre las ganancias de energía, así como una contribución única del 20% sobre activos extraterritoriales no declarados para financiar directamente préstamos del FMI", destacó.

El reporte presentado ayer se denomina “Beneficiándose del Dolor” y se hizo en el marco de la cumbre de Davos, que reúne a cerca de 2.500 ejecutivos de empresas y líderes mundiales en la capital suiza, por primera vez desde la irrupción de la pandemia.

El informe, que plantea la necesidad "urgente" de agregar tres tipos de impuestos a los ricos, con iniciativas similares a las de la Argentina, reveló también que por cada nuevo multimillonario creado durante la pandemia, uno cada 30 horas, casi un millón de personas podrían verse empujadas a la pobreza extrema en 2022, casi al mismo ritmo.

Esta organización internacional también pidió un impuesto permanente sobre los que más tienen, al sostener que "la introducción de impuestos puntuales de solidaridad o de emergencia para los más ricos debe allanar el camino para una solución más fundamental".

De esta forma, la propuesta de Oxfam se basa en aplicar tres tipos de impuestos a los ricos, dada la coyuntura internacional.

Por un lado, plantea introducir impuestos solidarios únicos sobre las ganancias inesperadas de la pandemia de los multimillonarios para financiar el apoyo a las personas que enfrentan costos crecientes de alimentos y energía y una recuperación justa y sostenible de Covid-19, como hizo la Argentina.

Según los cálculos de Oxfam, "los súper ricos han escondido casi US$ 8.000 millones en paraísos fiscales”.

En segundo lugar, Oxfam propone "poner fin a la especulación de la crisis mediante la introducción de un impuesto temporal sobre las rentas excesivas del 90% para capturar las ganancias inesperadas de las grandes corporaciones en todas las industrias", otra iniciativa que el gobierno argentino anunció, aunque aún no le dio forma concreta.

Por último, la organización postula "introducir impuestos sobre la riqueza permanentes para controlar la riqueza extrema y el poder de monopolio, así como las emisiones de carbono descomunales de los súper ricos".