Nacionales | incaa | cine | cultura

Tras una protesta con incidentes y detenidos, reemplazarían a Puenzo del Incaa

Al menos cuatro personas fueron detenidas tras incidentes ocurridos entre efectivos de la Policía de la Ciudad y trabajadores del Instituto Nacional del Cine

El Ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, anunció ayer que habrá cambios en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), frente a cuya sede se desarrolló ayer a la tarde una protesta contraria a la gestión de su titular, Luis Puenzo, que derivó en detenciones y enfrentamientos entre manifestantes y agentes de la Policía de la Ciudad.

“Con respecto a Puenzo, me voy a reunir con él, pero va a haber cambios en el Incaa porque la intención es darle solución a una situación tensa”, expresó Bauer en una breve e improvisada conferencia de prensa y mientras manifestantes que permanecían en el lugar gritaban “¡Fuera Puenzo!”.

El funcionario subrayó que “para este Gobierno la producción de contenidos nacionales es fundamental”, pero aclaró que las leyes de fomento tendientes a favorecer esa política “dependen del ámbito legislativo”.

Dando muestras de conocer la delicada situación del Incaa, Bauer reconoció que “también hay una situación conflictiva en la Enerc (Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica que depende de la entidad) y se va a llamar a concurso para el cargo de rector”.

La presencia de Bauer fue decidida para atender el contexto del enfrentamiento entre manifestantes y la Policía de la Ciudad de Buenos Aires debido al corte total de la calle Lima, que bordea la 9 de Julio.

Entre los detenidos debido al alegado propósito policial de liberar un carril de la calle en la que funciona el Incaa, la Asociación Trabajadores del Estado citó a Agustín Ríos, Manuel Alam y Andrés Martiervich, los tres estudiantes de la Enerc, mientras que desde Documentalistas Argentinos (Doca) añadieron al cineasta Juan Mascaró, quien preside esa organización.

El cineasta Alejandro Rath, presente en el reclamo, dijo a Télam que "hubo un operativo policial desmesurado" para una manifestación pacífica y que el corte de calles sucedió porque la cantidad de gente presente superaba al espacio de la vereda y los dos carriles de Lima.

"Ellos (la Policía) trajeron a la Infantería para liberar el carril y se liberó. Después hubo una provocación, que terminó en la detención de un estudiante de la Enerc", señaló el director de "¿Quién mató a Mariano Ferreyra?".

Diferentes actores del sector audiovisual convocaron a una concentración que se desarrolló desde las 15 para exigir la renuncia de Puenzo.

El principal descontento con la gestión del cineasta es con la no modificación del Plan de Fomento, "impuesto en el gobierno de (Mauricio) Macri que concentra la producción cinematográfica en las productoras más grandes radicadas en AMBA".

Los organizadores de la manifestación añadieron que Puenzo "no llevó adelante políticas que impulsen la producción de cine en las provincias", según aseguró el Colectivo de Cineastas a través de una carta abierta que envió al ministro de Cultura, Tristán Bauer.

"El cine está atravesando un momento realmente crítico y preocupante, por un lado en diciembre de este año caducan los impuestos asignados a Cultura y esto impacta directamente en el cine, el teatro y la música", explica la productora Paula Orlando, miembro del Colectivo, en comunicación con Télam.

"Si solo dejamos a grandes plataformas producir contenidos, estamos hablando de la pérdida de miradas, de la pérdida de identidad, de la pérdida de soberanía cultural -y agrega- por otro lado nos enteramos de un decreto impulsado por la actual gestión del Incaa propone limitar los subsidios que recibe el cine volviéndolo más excluyente".