Villa María | incremento | aumento | unidades

Taxistas se reunieron con ediles en demanda de un aumento de la tarifa

Sin plantear un porcentaje, pretenden que la suba se resuelva a la brevedad. La semana entrante se entrevistarán con todos los bloques

Representantes de permisionarios de taxis participaron de una reunión en el Concejo Deliberante planteando la necesidad de un ajuste tarifario, que no se aplica en la ciudad desde noviembre pasado. Para los propietarios de vehículos de alquiler, el desfasaje desde ese mes a la actualidad alcanza el 45%, aunque aclararon que ese no es el incremento tarifario que pretenden.

“No hay ningún porcentaje de suba; tenemos un desfasaje con relación al aumento de los costos, aunque sólo hablamos con un bloque”, explicó Eduardo Pedano, quien tomó parte del encuentro. Cabe consignar que los permisionarios, tras el aumento de noviembre, habían acordado con los ediles llevar adelante en febrero pasado una reunión –y posterior sesión extraordinaria para abordar el tema- con la intención de acordar un incremento. Dicha reunión no se llevó a cabo, pese a los pedidos presentados en la casona legislativa desde la Cámara a mediados de febrero.

“Hay insumos que crecieron más del 50%, tenemos una planilla detallada con los costos”, confirmó Pedano. Y entendió que recién la semana próxima serían convocados para el abordaje del incremento. El estudio de costo en cuestión ya fue puesto a disposición del bloque oficialista, como así también del escindido Somos. Sobre la postura de la cámara, Pedano confirmó que aguardarán la próxima reunión “para ser escuchados por los concejales, y luego veremos qué decisión se toma”.

“Somos un servicio público y lo que demandamos es darle solución a una problemática puntual de costos que demandan mantener el vehículo y el trabajo”, insistió. Cabe consignar que desde el grupo de permisionarios plantean las dificultades que padecen para mantener el sistema, y que incluso el incremento de costos llevó a que muchas unidades dejaran de circular.

Concretamente, en el último informe al que tuvo acceso este medio se dio cuenta que de las 500 unidades disponibles para el traslado de pasajeros, 50 dejaron de circular. Algunos con inconvenientes mecánicos, y otros con dificultades para la renovación de unidades los llevó a perder la licencia como consecuencia del constante aumento de costos y una tarifa que, según los permisionarios, no alcanza para cubrirlos.