Provinciales | incrementos | indumentaria | problemas

Alimentos y ropa, dos rubros clave con picos de aumentos del 68%

Son los principales bienes que consume una familia. La comida terminó con una suba que rozó el 55 por ciento. La ropa cerró el año con un 62,31 por ciento. Es el índice oficial de la provincia de Córdoba

La inflación es uno de los problemas más desafiantes de la economía argentina. Lejos de remitir, en 2021 siguió aumentando y este año amenaza con superar incluso la marca del año anterior.

En Córdoba, el índice general de precios del año pasado estuvo apenas por debajo del nacional: aquí, en la provincia, según la Dirección General de Estadística y Censo, el costo de vida subió el 49,87%.

¿Pero cuál fue la composición de la inflación? En la conformación del índice, los bienes representan el 59 por ciento de la canasta; el resto está integrado por servicios.

Y fueron precisamente los bienes los que le dieron un mayor impulso a la inflación: se incrementaron en un 51,91 por ciento, contra el 46,04 que subieron los servicios. Es decir, el hecho de que no haya habido ajustes fuertes en las tarifas de los servicios públicos y de que en algunos casos hubiera habido directamente congelamientos terminó sirviendo de ancla para el índice general.

Dos de los principales componentes de la canastas de las familias son, por supuesto, los alimentos y bebidas y la indumentaria. Esos dos rubros, precisamente, estuvieron largamente por encima de la inflación general.

En el caso de los alimentos, si se ve la curva de comportamiento que registraron los precios durante 2021, en todo el año estuvieron con subas por encima del índice general en Córdoba. La comida llegó a estar en julio un 61,52 por ciento más cara que en el mismo mes de 2020. Finalmente, a pesar de un fuerte salto del 6,17 por ciento en diciembre, el incremento terminó morigerándose pero, aún así, los alimentos terminaron el año con una suba que rozó el 55 por ciento.

Si bien los incrementos de precios son generalizados, el rubro que más le preocupa al gobierno nacional es, precisamente, el de la alimentación. Por eso ha ensayado congelamientos y acuerdos que, al final, mostraron resultados más bien modestos.

También la ropa tuvo aumentos que estuvieron muy por encima de la inflación. El rubro Indumentaria y Calzado llegó a tener un pico de incremento del 67,88 por ciento en abril del 2021, pero cerró el año con un 62,31 por ciento. Es decir, 12,44 puntos por encima del índice inflacionario general.

Como contrapartida, hubo servicios que tiraron el índice para atrás. Por ejemplo, Propiedades, combustibles, agua y electricidad registraron un aumento durante el año del 29,35 por ciento. Y en el rubro Servicios Varios la suba alcanzó el 44,38 por ciento.

De todos modos, el pico de los aumentos no se produjo dentro de los bienes, sino en los servicios. Fue el caso de Esparcimiento, que terminó el año con una suba del 64,53 por ciento.

En el caso del Transporte y las Comunicaciones, también superaron al índice general, ya que aumentaron un 52,41 por ciento en Córdoba durante el año anterior.

¿Qué pasó con la educación y la salud? Esos dos rubros también tuvieron ajustes fuertes. La Enseñanza estuvo en el 51,82 por ciento y superó al índice general, al igual que la salud que alcanzó el 51,28 por ciento de aumento

El rubro Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, la suba alcanzó el 43,14 por ciento en 12 meses.