Deportes | inferiores | partidos | expectativa

"Pude jugar todos los partidos del torneo"

Juan Cruz Gill afirmó que "a los 38 años es un desafío especial poder obtener el ascenso con mi nuevo club. Estamos cuartos y en carrera"

Juan Cruz Gill mantiene una vida ordenada y continúa vigente en el fútbol de Malta, al que arribó en 2015.

El jugador formado en las inferiores de Alem de Villa Nueva y Talleres de Córdoba, que le permitió conocer la máxima división del fútbol profesional argentino con su debut ante River Plate en 2004, se transformó en un trotamundo desde 2008, cuando emigró a Chile para jugar en Melipilla. Luego Chipre, Venezuela, nuevamente en Chile hasta llegar a la paradisíaca Isla de Malta en 2015, donde jugó en los dos grandes (Valletta FC y Sliema Wanderers FC), en los que obtuvo títulos.

Sin embargo, encontró motivación en un nuevo proyecto en la Isla de Malta, donde vive con sus dos hijos y señora. En julio de 2021 se sumó al Marsaxlokk FC, en la “Challenge League de Malta”.

En la Segunda División, asegura que “sigo con la expectativa de jugar, de tener un buen semestre en la segunda mitad del torneo, para ver si podemos ascender”.

El 19 de junio de 2004 cuando debutó con victoria en Talleres ante River Plate por 3 a 2 parecía tan motivado como el sábado, cuando su equipo venció 3-1 a Vittoriosa Stars, y escaló al cuarto puesto.

Con el Valletta F.C logró tres títulos y en la temporada 2019/2020 conoció al Sliema Wanderers FC (el más ganador de la Premier League de Malta). En Marsaxlokk FC el desafío es otro. “Llegué en julio al Marsaxlokk FC, que tiene un proyecto con varios argentinos, y se armó para ascender a la Premier League. Me lo propuso un amigo y actual entrenador que es argentino. Se llama Pablo Doffo, nació en La Carlota, y me convenció para que me sumara al equipo. Me gustó el proyecto, hay gente con ganas de trabajar y hacer las cosas bien. Con Pablo compartimos plantel en las inferiores de Talleres”.

Agregó que “en el equipo también esta Iván Rivera como ayudante de campo y entrenador de arqueros, más Walter Serrano, un mediocampista que jugó mucho tiempo en Argentino Juniors y en Rafaela; y además Xuan Cappellino un delantero que hizo las inferiores en Newell’s. Ver tantos argentinos y un proyecto serio me atrapó”.

Resumió el semestre: “En lo personal muy contento por haber podido jugar todos los partidos y todos los minutos en buen nivel. A mi edad (38 años, nacido el 18 de julio de 1983) se requiere mucho cuidado y entrenamiento. Ya estamos preparándonos para la segunda parte de la temporada”.

Afirmó que “me gusta hacer las cosas bien y trabajar de la forma más profesional. Empezamos el campeonato en julio y el sábado terminamos la última fecha de la primera rueda. Fue positiva la Liga, porque terminamos cuartos en la tabla de posiciones y con la expectativa del segundo semestre seguir sumando y escalando posiciones, ya que el primero y el segundo ascienden”.

Destacó que “es un grupo nuevo que se armó. Nos fuimos conociendo desde julio. No conseguíamos los resultados pretendidos al principio, pero terminamos muy bien, ganamos los últimos 4 partidos y recuperamos la expectativa de ascender”.

Acerca del covid dijo que “venía bajo control, pero en las últimas dos semanas empezaron a subir los casos de la variante Ómicron y con ello comenzaron las restricciones. Hay que cuidarse y cumplir con los cuidados sanitarios”.

Su proyección como DT de inferiores también tiene espacio en el nuevo club, pero su retorno a Villa María se demora. “Hace dos años y medio que no voy por toda esta situación de coronavirus. En la época en que tengo vacaciones en junio en este país no había casos, pero allá en Argentina subían mucho, y tener que hacer cuarentena en Argentina y luego venir y hacer cuarentena en Malta no tiene sentido. Me perjudica mucho”.

Deseó que “de una vez por todas esta pandemia se termine. Ya tengo demasiadas ganas de volver a ver a mis amigos y a mis familiares, los extraño mucho, y en estas fechas festivas se siente más. Les mando un saludo a todos”.

gill equipo malta.jpg