Nacionales | Inflación | 2021 | mercado

El mercado financiero espera una inflación del 50,7% en 2021

Así lo estimó una consultora, en base al porcentaje que surge del diferencial entre rendimientos de deuda en pesos y ajustada por coeficiente de estabilización de referencia. Proyectan una relativa estabilidad cambiaria

El mercado financiero espera una inflación de 50,7% para 2021, según estimó una consultora en base al porcentaje que surge del diferencial entre rendimientos de deuda en pesos y ajustada por CER.

"Del diferencial entre rendimientos de la deuda en CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) y en ARS inferimos que la tasa de inflación anual que descuenta el mercado para ese período es 50,7%", señaló la consultora Quantum en su último informe.

En el estudio, la compañía proyecta para todo 2021 una "relativa estabilidad cambiaria", con una cotización del dólar yendo detrás de los precios al consumidor.

En ese sentido, resaltó el rol de intervención del Banco Central que ayudó a "reducir el CCL (contado con liquidación)", que podría extenderse por la necesidad de titulares de grandes empresas de desprenderse de dólares para pagar el Aporte Solidario Extraordinario o "impuesto a la riqueza", además de la resolución del Fondo Monetario Internacional (FMI) de emitir nuevos Derechos Especiales de Giro (DEGs), que "aliviaría marginalmente la restricción externa de Argentina".

"Venimos observando realineamientos en el mercado local, con cambios en precios y composiciones de portafolios, principalmente en el corto plazo", advirtió la entidad dirigida por el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx.

Ese fenómeno está "asociado a cambios observados y esperados" en el tipo de cambio oficial y en la inflación, con evoluciones divergentes.

Al respecto, Quantum indicó que la "expectativa de devaluación se redujo notablemente en los últimos meses", al punto que "la tasa implícita de devaluación en los contratos de dólar futuro en Rofex se redujo más de 2.500 pbs, con mayor compresión en las posiciones más cortas".

Pero, por otra parte, "escalonadamente la tasa de inflación fue acrecentándose durante el año pasado" con un promedio del 3,7% para el último trimestre, un 4% en enero "y se espera algo similar para febrero" con "niveles anualizados superiores al 55%".

Pese a las subas en las tasas de interés que se realizaron en 2020, se encuentran rezagadas ante una inflación que creció a un ritmo más acelerado, al punto que el plazo fijo promedio, del 33% anual, es poco atractivo para los inversores.

"Con ello, en las últimas semanas observamos una nueva mayor demanda por instrumentos financieros en pesos, en particular los ajustables por CER, en mayor medida los del tramo corto de la curva", expuso, además de indicar que "desde los máximos a fines de octubre del año pasado la compresión promedio en rendimiento es de 1.000 pbs", equivalentes a 10 puntos porcentuales.

En cuanto a las expectativas de inflación y de tipo de cambio, Quantum tomó los rendimientos de inversiones "para un horizonte de corto plazo", de los que infiere una tasa implícita de devaluación del 39,7% y la mencionada tasa de inflación del 50,7%.

"Es interesante destacar que, en este escenario de rendimientos reales generalizados negativos, los depósitos a plazo fijo ajustables por UVA subieron 39% desde fines de 2020 –50% los de cancelación anticipada- mientras que los depósitos a plazo fijo tradicional lo hicieron 9,3%", precisó la consultora, si bien admitió que ambas opciones "hoy representan 3% del total de los depósitos a plazo fijo del sector privado en los bancos".

La consultora alertó que la estabilidad financiera a la que hace referencia está sujeta a cambios ante "eventuales desvíos en la tasa de inflación".

"Si el tipo de cambio oficial se retrasase por mayor inflación, las expectativas de ajustes antes o después de las elecciones inducirán cambios en el portafolio de los inversores. También si las condiciones internacionales, ahora favorables, se revirtieran", sostuvo.