Economía | inflación | junio | incremento

La inflación de junio ascendió a 5,3% y la interanual trepó a 64%

Por los ajustes en la medicina prepaga y en los medicamentos, salud fue el rubro de mayor incremento con subas del 7,4 por ciento

La inflación de junio fue de 5,3%, impulsada por alimentos, salud y los gastos de alquiler y mantenimiento de la vivienda, según informó el Instituto Nacional de estadística y Censos (INDEC).

La variación mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubicó finalmente por encima de las expectativas del Gobierno, que esperaba anunciar un retroceso del costo de vida en junio con relación al 5,1% registrado en mayo pasado.

De esta forma, el primer semestre de 2022 cerró con una suba de precios minoristas de 36,2%, con un incremento interanual de 64%, el más alto en tres décadas, superando a la de mayo, que había sido de 60,7%.

El IPC de junio quebró la desaceleración que había mostrado la tasa de inflación desde el pico de 6,7% de marzo, tras descender a 6% en abril y 5,1% en el período siguiente.

La variación del mes pasado estuvo levemente también por encima de lo estimado por el conjunto de analistas que participan de la encuesta del Banco Central, que la habían calculado en 5,1%.

https://twitter.com/INDECArgentina/status/1547657259269836800

Durante el mes pasado los alimentos subieron 4,6%, según la medición oficial del INDEC, pero en el acumulado semestral el alza es de 39,9% y en el interanual de 66,4%. Esto quiere decir que el precio de la comida aumentó más que el del resto de los bienes y servicios que mide el órgano estadístico.

Por los ajustes en la medicina prepaga y en los medicamentos, salud, con un incremento de 7,4%, fue el rubro de mayor incremento. Las variaciones para el semestre y anual fueron de 37,5% y 67,2%, respectivamente.

A partir de la suba de los alquileres y de las tarifas de los servicios públicos, los gastos para mantener una vivienda digna durante el mes pasado subieron 6,8%. En este caso y producto de los subsidios sobre los servicios, las mediciones del primer semestre y del año dan por debajo del promedio: 30,3% y 47,8%, poniéndole un freno a la escalada general.

En la misma línea de observó la evolución de precios en el equipamiento y mantenimiento del hogar, que expresó un avance de 6% en el mes.

El precio de la indumentaria sumó otro mes por encima del promedio general, al crecer 5,8%. Desde enero la ropa y el calzado aumentaron 44,2% y en el año avanzaron 83,6%, siendo las variaciones más fuertes de todos los segmentos que estudia INDEC.

Si se toma en cuenta el 64% interanual del IPC general, la indumentaria aumentó casi 20 puntos más.

El transporte registró un alza de 4,7%, con lo cual en los primeros seis meses creció 33,2% y 59% en doce meses.

Al calor de la recuperación del turismo, en restaurantes y hoteles se verificó una suba de 6,2%, llevando a 40% la semestral y 81,9% la interanual.

La educación mostró un incremento de 2% en el mes, de 39,7% desde el inicio del año y de 59% frente a junio de 2021.

La medición informada hoy por el INDEC no capta ninguno de los aumentos que se dieron en las góndolas tras la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía.

Antes de su renuncia, los economistas que participan del REM ya habían elevado su proyección de inflación a 76% y se espera que tras lo sucedido en los primeros días de julio el nuevo cálculo la ubique por encima de 80%.

Este escenario obliga a modificar las metas de inflación que ya se habían incluido en la revisión que se realizó tras la evaluación del primer trimestre.

En esa oportunidad se había acordado que el nuevo rango sería entre 52 y 62%, que a la luz de los hechos no se podrá cumplir.