Villa María | ingresos | fuerzas | controles

Se controlan los ingresos a Villa María y Villa Nueva

Personal de los municipios vecinos, junto a fuerzas de la Provincia y Gendarmería Nacional, inició ayer con los dispositivos de control en los diferentes accesos al conglomerado urbano

El operativo de control de ingresos al conglomerado Villa María-Villa Nueva tuvo -durante la jornada de ayer- su primer capítulo.

El secretario de Gobierno, Seguridad Ciudadana y Asuntos Legales del municipio local, Eduardo “Tati” Rodríguez, -tras las primeras horas de trabajo en conjunto con la vecina ciudad- valoró la colaboración de los viajantes que, sin oponer resistencia, se prestaron a los controles establecidos.

El funcionario local señaló que durante el primer día de inspección vehicular no lograron tomar la temperatura de los viajantes debido a que -hasta ayer- todavía aguardaban por la llegada de los insumos para tal medición.

El apoyo de las fuerzas de seguridad

Minutos después de las 9 de la mañana, se implementó en todos los accesos al conglomerado urbano Villa María – Villa Nueva el operativo de control de ingresos anunciado el lunes.

Participaron del dispositivo de inspección las fuerzas de seguridad de los tres ámbitos del Estado: Seguridad Ciudadana (de ambos municipios), la Policía de la Provincia de Córdoba y Gendarmería Nacional.

Los puntos estratégicos se situaron en los seis ingresos que tienen tanto Villa María como Villa Nueva: en el puesto fijo ubicado sobre ruta nacional 9, en inmediaciones de avenida Jauretche; en ruta nacional 158, a la bajada de la autopista 9; y en la rotonda de ruta provincial 2 y nacional 9 (Villa María). Por su parte, los dispositivos en Villa Nueva tuvieron lugar en el cruce de rutas 158 y 2 –en la zona de la balanza de Vialidad-; y en la intersección de rutas 4 y 2. Cabe señalar que la bajada de autopista por calle Buenos Aires permanece hasta entonces cerrada con vallas de seguridad.

Pasadas las primeras horas de implementación, el secretario de Gobierno de esta ciudad manifestó que pudieron contar con la colaboración de los ciudadanos. “Esperamos que transcurra con esa modalidad, apelando a la conciencia individual de cada uno y teniendo en cuenta que cuidándose cada uno, también nos cuidamos todos”, dijo.

Rodríguez enfatizó que el dispositivo tiene por objetivo “tener un registro de las personas que ingresan a la ciudad”, detallando lugar de procedencia y otros aspectos en un triage de preguntas que apuntan a conocer su situación sanitaria.

Si bien estaba prevista la toma de temperatura a los visitantes, el municipio no recibió los termómetros para llevar adelante esta práctica. Sin embargo, el personal abocado a la tarea realizó preguntas que apuntaron a conocer la situación general sanitaria de la persona y si pudo tener algún contacto de riesgo, además de solicitar el correspondiente permiso de circulación.