Río Cuarto | Instituto Argentino de Análisis Fiscal |

La recaudación de las provincias sigue en baja, pero hay leve mejora

El deterioro de los ingresos fiscales continúa, pero algo menor que lo que se registró en abril y mayo por el Covid-19.

En junio la recaudación de los principales tributos a nivel provincial de un grupo de distritos bajo análisis mostró una caída real del 7%, según relató ayer el último informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

El principal recurso provincial, Ingresos Brutos, creció un 34% en valores corrientes, es decir que, dada la inflación del período bajo análisis, tuvo una caída real del 5%. Por su parte, Sellos, el otro impuesto provincial ligado fuertemente a la actividad formal, dejó de caer en términos nominales, pero sigue siendo el tributo que más retrocede (-25%) en moneda constante. Por último, según el estudio, el impuesto inmobiliario creció casi al mismo ritmo que la inflación en junio, por lo que mostró una retracción real cercana al 1%.

En el mismo mes de junio, los principales tributos nacionales que forman parte de la coparticipación cayeron un 16% en términos reales, lo cual marcó una nueva disminución de la velocidad de caída respecto a mayo y abril, meses más afectados por el aislamiento como consecuencia del coronavirus.

“Los impuestos provinciales, cuyo relevamiento se inicia con el monitor en el segundo trimestre de este año, muestran en el agregado una tendencia similar a los nacionales, en el sentido de un freno gradual de las velocidades de caída real respecto al inicio del trimestre, claramente impulsados por Ingresos Brutos, el tributo que representa las tres cuartas partes de la recaudación en este nivel, que mostró en junio una caída del 5% a valores reales, 10 puntos menos que la de mayo”, explicó el Iaraf.

Graf Impuestos.jpg

El comportamiento de la recaudación provincial también refleja una menor profundidad de las caídas, que se ubican alrededor de 10 puntos por debajo de las bajas verificadas en los tributos nacionales. Así, por ejemplo, en junio la recaudación provincial cayó un 7%, mientras los principales impuestos nacionales coparticipables lo hicieron en un 16%.

En Córdoba, cayó 9% contra junio de 2019 y 20% frente a igual mes de 2018

En Córdoba, el comportamiento de la recaudación no es muy diferente al que se registra en otras jurisdicciones, con un comportamiento por debajo de 2019, aunque levemente mejor que lo reflejado por los tributos coparticipables de la Nación. Sin embargo, los ingresos siguen a la baja y meten presión a las cuentas de Córdoba. Incluso el resultado es peor aún si se compara con 2018. En junio, hubo una caída del 9% en términos reales con respecto al mismo mes de 2019, pero del 20% frente a ese período de 2018.

Según informó oficialmente el Ministerio de Finanzas, la recaudación total de junio de 2020 fue de $ 25.208 millones, lo que significa un crecimiento nominal del 27% respecto al mismo mes del año 2019. Si se descuenta la inflación estimada, la recaudación experimentó una caída interanual del orden del 9% real.

En detalle, los recursos provinciales mostraron un desempeño bastante mejor al de los nacionales, creciendo un 34% interanual nominal contra un 23% los de origen nacional. Un análisis por tipo de impuesto permite ver que el Impuesto sobre los Ingresos Brutos presenta una caída real interanual cercana al 3% y el Impuesto a los Sellos un desempeño interanual que se alineó a la inflación. Si la comparación se hace con el año 2018 las caídas fueron del 20% y 32% real, respectivamente.

Por su parte, los impuestos patrimoniales muestran crecimientos reales respecto al 2019 y aún al 2018, lo que ha ayudado a que la caída en la recaudación total no sea tan pronunciada. El Inmobiliario registró un incremento interanual nominal del 43% (2% real), explicado básicamente por un importante incremento del inmobiliario rural (55% nominal). El Automotor, por su parte, aumentó a un ritmo del 60% nominal y 14% real respecto a 2019. Un factor clave como determinante de este desempeño son los canales no presenciales de pagos que viene consolidando Rentas desde hace algunos años. A lo largo del año 2020 más del 80% del total de recaudación de los impuestos patrimoniales se captó por canales no presenciales.