Villa María | intendencia | pasos | realidad

"Las alertas deben encenderse y trabajar en la gestión municipal"

Reflexionó el intendente Pablo Rosso en relación con los comicios del domingo. Además, el mandatario expresó que hay que generar un proyecto competitivo para los cordobeses que debe surgir de la unidad del peronismo

“Creemos que la expresión en Córdoba fue muy pareja y distribuida con un porcentaje de casi el 50% y nuestras fuerzas, en su división, perdieron tanto en las Paso como en las generales la potencia que podíamos llegar a tener para hacer una elección más equilibrada”, reflexionó el intendente Pablo Rosso en torno a las elecciones legislativas del domingo último.

Cabe mencionar que ambas corrientes justicialistas quedaron muy por detrás de quienes se impusieron el domingo en Córdoba, que se quedaron con más del 54% de los votos para la categoría diputados, que encabezó Rodrigo de Loredo, y para el Senado, encabezada por Luis Juez.

“En el caso puntual de la ciudad se notó aún más y la verdad es que la contundencia de la expresión de los ciudadanos de Villa María sobre la gente de Juntos por el Cambio quedó una relación de cierta paridad, estuvimos apenas 1.200 votos por delante de Hacemos por Córdoba”, señaló el funcionario.

Y subrayó que se trató de una competencia que adquirió relevancia en los procesos internos: “A veces se centra mayor enfoque, por decirlo de alguna manera, en esta competencia individual donde la verdad las dos fuerzas si hubiésemos estado unidas podríamos haber provocado una mejor performance a la hora de la expresión de la ciudadanía”, declaró.

En esa línea, Rosso destacó la intención del gobierno nacional que dirige el presidente Alberto Fernández de convocar al diálogo: “El proceso ha sido claro, tanto a nivel Córdoba como a nivel nacional, y el Presidente ha convocado a todas las fuerzas a un diálogo, creo que necesitamos a lo largo y a lo ancho del país una agenda de temas en donde las distintas fuerzas políticas podamos trabajar con cierta contundencia en lo mediano y largo plazo”, expresó referente de la Universidad Tecnológica de Villa María.

Sobre el escenario nacional que se presenta luego de los comicios, Rosso analizó e indicó que la Argentina tiene que encontrar un camino de estabilidad en los procesos económicos e institucionales: “Ahora queda unir dos puntos inmediatos como cerrar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y volver a generar una estabilidad económica donde la inflación sigue siendo el rival más difícil a vencer”, manifestó. “De allí establecer un proceso de equilibrio en el gasto de las familias en particular y la generación de trabajo con una reactivación económica, que si bien a nivel macro esta mostrando número positivos, debemos ser pacientes y que esos números lleguen a la generación de trabajo, a la producción, al fortalecimiento de la producción de la industria y el servicio”, completó.

Unidad del PJ

Respecto de la relación política de “dos espacios diferentes” dentro del Partido Justicialista cordobés, Rosso opinó: “Yo creo que son procesos, el 14 de noviembre terminó una elección y los dirigentes sabemos que en esa elección se generaron circunstancias que nos obligan a trabajar rápidamente en la unión, de manera responsable, donde cada dirigente a nivel ciudad y a nivel provincia seamos capaces de decir lo que pensamos y encontrar puntos de convergencia que nos permitan en los dos años que nos quedan hacia adelante generar un proyecto competitivo dirigido por hombres y mujeres que sean competitivos y puedan demostrarles a los cordobeses que pueden seguir gobernando la provincia de Córdoba”, argumentó.

Elecciones municipales

Si bien el intendente interino no dio pistas de los pasos que dará el diputado electo Martín Gill, quien ocupa el cargo de secretario de Obras Públicas y mantiene en licencia su rol de intendente de la ciudad, se manifestó en torno a las elecciones municipales.

Rosso declaró nuevamente que la expresión de la ciudadanía tiene que ver con una elección legislativa y que no necesariamente esos resultados de verían reflejados a una contienda electoral local. “De todas maneras las alertas deben encenderse y trabajar con anterioridad, debemos reforzar todo lo que tenga que ver con la gestión municipal, con el proyecto que tenemos en marcha, el proyecto que tenemos a punto de iniciar y el otro que tenemos pensado”, anticipó.

Y añadió: “Si no sería subestimar a la ciudadanía, que ha pasado por dos puntos muy difíciles como la pandemia y la situación económica que llevaba más de seis años en caída y recién ahora empiezan a generar índices de cambios positivos de una crisis que acabamos de dejar atrás”.

Además, el intendente Pablo Rosso hizo referencia a la reactivación que se está generando en la ciudad: “Tiene que ver con el hecho de confrontar y usar las mejores armas para que la inflación deje de ser un flagelo que no solo nos perjudica en nuestra vida diaria, sino que sigue aumentando la pobreza en Argentina y lo que siempre nos ha distinguido en este tipo de modelos nacionales, donde la producción, la industria, el comercio, los servicios junto con la innovación y el conocimiento sean capaces de generar trabajo”, puntualizó.

Diálogo

En torno al escenario político que se presenta luego de las elecciones, Rosso destacó que desde el espacio se encuentran abiertos al diálogo: “Siempre los diálogos entre los dirigentes de los partidos políticos existen y no creo que sea la excepción que Martín Gill y Eduardo Accastello, que son referentes en nuestra ciudad, vayan a incurrir en un proceso de diálogo y acuerdo, de compartir proyectos, de saber cuál es la mejor opción para Villa María”, informó.

“Como así también a todo otro tipo de dirigente que puede provenir de nuestro partido o de otro pensamiento político, porque lo que necesitamos hoy, después de haber atravesado la pandemia y habernos dado cuenta de lo que esto nos ocasionó en poco más de un año y medio”, aclaró Rosso.

Y agregó: “Lo que necesitamos son políticas y una agenda seria de medio o largo plazo; creo que ha llegado el momento de abandonar las intenciones o los objetivos personales para hacer objetivos colectivos y ser capaces de elegir a los mejores hombres y mujeres que los puedan llevar adelante”, finalizó.

¿Asumirá la banca de diputado Martín Gill?

Por el momento resta por conocer qué sucederá con la licencia de Martín Gill como intendente de la ciudad: si se queda como secretario de Obras Públicas de la Nación, si reasume en la intendencia de Villa María o si se sienta en la banca para la que fue elegido el domingo 14 de noviembre.

En diálogo con un medio cordobés, Gill señaló que forma parte de un proyecto político plural: “Faltaría la verdad si diría que no existirían alternativas al cargo legislativo, pero esa realidad es sólo un potencial, no tiene ninguna expresión en concreto, veremos qué pasa en el próximo mes”, dijo el funcionario nacional al medio y añadió: “Hoy soy secretario de Obras Públicas”.

Es importante mencionar que Martín Gill transcurre su licencia, que vence el 27 de diciembre próximo, y se trata de la cuarta consecutiva; cada una, de seis meses, tomadas desde el 1º de enero de 2020, cuando el presidente Alberto Fernández lo convocó para ser el segundo del ministerio que conduce Gabriel Katopodis.

Uno de los principales argumentos del oficialismo y el más fuerte para sostener la licencia que le permite a Gill seguir en el cargo nacional y ser diputado nacional electo es la suma de beneficios en obras y gestiones que otorga su presencia en el gobierno nacional para la ciudad y la provincia.