Provinciales | intendentes | Radicalismo | mesa

"Si no incluyen a los intendentes de la UCR, la derrota está asegurada"

El intendente de Bell Ville, Carlos Briner, está encabezando un reclamo para que los jefes comunales sean sumados a la mesa de decisiones. Reclamó una mesa de conducción provincial que sea sana

Carlos Briner, intendente de Bell Ville, dice que si el radicalismo sigue sin sumar a sus 127 jefes comunales a la mesa de decisiones, entonces la derrota electoral en 2023 está asegurada. Se queja porque siempre llaman a los intendentes para fiscalizar pero nunca para decidir. Por eso, está encabezando un reclamo público para que esa metodología se modifique.

“Para que Juntos por el Cambio sea una propuesta limpia y nítida de cara a 2023 para la gobernación de Córdoba, después de este ciclo de 24 años de Unión por Córdoba, tiene que tener, entendemos los intendentes, su pata más fuerte consolidada, que es la Unión Cívica Radical. Y nos está costando entrar a la mesa de discusión del partido pues a los intendentes siempre nos llaman para que fiscalicemos, para que trabajemos el territorio y no nos tienen en cuenta en estos procesos. Por eso primero estamos peleando por entrar a la mesa de conducción. Creo que esto no lo invalida al partido pero a la conducción le tiene que abrir los ojos: para hacer una cosa bien clara como nos merecemos para 2023, los intendentes tenemos que estar adentro. Y no adentro para decidir quién va o en qué cargo sino adentro para contar cómo armamos equipos y cómo gobernamos en estos tiempos duros. Nosotros, los intendentes, llevamos adelante casi en soledad nuestros municipios y comunas. Y creo que lo hicimos con bastante éxito.

- Lo primero entonces es que los intendentes entren en la mesa de decisiones tanto del radicalismo como de Juntos por el Cambio.

- Exacto. Porque somos el nexo directo con el ciudadano. Si la política no está destinada a provocar un cambio en la ciudadanía, me parece que tenemos que dedicarnos a otra cosa. A veces desde posiciones legislativas o partidarias no se ve el trabajo de campo que se hace con la gente durante años y en las 127 intendencias que tiene el radicalismo que, en general, son muy exitosas. El bloque radical de intendentes es uno de los que menos adelantos solicita al Tesoro Provincial para cubrir falencias y esto es un dato no menor en estos tiempos. Creo que es muy importante que nos escuchen porque somos una pata central del partido, y con esta misma receta, con los intendentes afuera, la derrota está garantizada. No así si nos incluyen. No somos los dueños pero somos una parte a la que han olvidado siempre.

- Muchas veces los reproches del partido apuntan a que los intendentes adelantan las elecciones y así resguardan su territorio y no traccionan votos en la elección para la gobernación.

- Eso es minimizar la cuestión. Porque cuando el partido no va con una fórmula sólida o va separado, como nos tocó en 2019, las derrotas o las malas elecciones vienen por otros factores y no porque algunos intendentes, en uso de sus facultades, llamen en tal o cual fecha. Porque cada localidad en el mapa provincial tiene una realidad diferente y me parece sano que el intendente decida cuándo llama a elecciones. Cuando haya una conducción provincial sana que abrace a todos y los contenga, se va a dar una unidad monolítica en el llamado a elecciones. Las diásporas fueron por falencias en el liderazgo. Si seguimos con la misma receta la cosa no va;estamos a tiempo de cambiar.

- La elección legislativa dejó la sensación de que el candidato puesto a la gobernación es Luis Juez. Pero también está Rodrigo De Loredo como exponente del radicalismo y posible candidato. ¿Ustedes impulsan la candidatura de De Loredo?

- Creo que es prematuro tirar el nombre ahora. Creo que Juez es la persona que más mide en el concierto de Juntos por el Cambio en la provincia. Ceo que el doctor De Loredo es el que mejor posicionado está en el radicalismo. Pero también hay muchos talentos en el radicalismo:mujeres y hombres que pueden entrar a tallar, a dirimir. Si hoy le ponemos mote es apresurado porque el radicalismo tiene que resolver entendimientos internos y es normal porque es un partido que está ampliando sus bases y se está recuperando. No me apuraría en poner quién va a ser el candidato.

Marcos Jure.