Villa María | internos | obra | ministro

Se habilitaron nuevos pabellones en la cárcel de barrio Belgrano

Esta es la primera etapa de una obra que contempla la construcción de cuatro pabellones. En la oportunidad, dos fueron inaugurados y los dos restantes se habilitarán a fin de año

Ayer en horas de la tarde quedaron habilitados dos nuevos pabellones en el Establecimiento Penitenciario Nº 5 de Villa María.

El acto contó con la participación del ministro de Justicia y Derechos Humanos del gobierno provincial, Julián María López, y acompañó el intendente Martín Gill.

También estuvieron presentes autoridades provinciales, municipales, miembros del Poder Judicial, funcionarios de la unidad carcelaria y miembros de fuerzas de seguridad.

Cabe señalar que se trata de la inauguración de la primera etapa de la ampliación prevista en el Establecimiento Penitenciario N° 5 que consta de dos pabellones, mientras que más adelante se completará con la habilitación de los otros dos previstos para alojar a 224 internos e internas más.

La construcción es en el marco de las mejoras que contempla el gobierno provincial para las personas privadas de su libertad procesados y condenados que están diferenciados en el sector penal.

Participación de los internos

El proyecto no solo comprende la construcción de cuatro pabellones, sino que a la vez promueve el trabajo asociado entre personal del Servicio Penitenciario e internos e internas.

A propósito, en el recorrido que hizo el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julián López, junto con el intendente, reconoció el valor agregado que tiene la obra al contar con la participación de cerca de 80 reclusos. "El trabajo es la única manera que les va a ayudar a una efectiva reinserción social", dijo el ministro.

No es la primera actividad realizada por los internos bajo una modalidad similar.

El Municipio lleva adelante el programa “Manos a la Obra”, en el que internos del Establecimiento Penitenciario Nº 5 efectúan la labor luego de haber sido instruidos en tareas de albañilería.

De ese modo, se realizó la obra de adoquinado en el límite entre barrios Belgrano y Ramón Carrillo. La iniciativa se enmarca en un trabajo articulado entre las secretarías de Inclusión Social y Territorio; Ambiente, Obras y Servicios Públicos y el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), quienes llevan a cabo la intervención conjuntamente con el Servicio Penitenciario.

La obra

La obra que se habilitó se vinculará con el edificio por medio de la prolongación del pasillo central, y se integrará así al diseño y organización general de la cárcel local, que tiene más de 90 años.

Además, cada pabellón cuenta con veintiocho celdas distribuidas en dos niveles, con sanitarios individuales, sector de duchas generales, baño de visitas, office y salón de usos múltiples.

En la planta baja se disponen los patios de recreación, lavadero y la construcción tiene una superficie cubierta total de 2.680 m2.

Los trabajos realizados se enmarcan en el plan de mejoramiento de los establecimientos carcelarios que impulsa el gobierno de Córdoba en distintos puntos de la provincia.

Y con el objetivo de cumplimentar con las necesidades inmediatas de alojamiento, se planificó y ejecutó la construcción del proyecto por sectores, siendo posible en esta primera etapa la habilitación de dos pabellones con sus respectivos servicios y equipamientos con una superficie de 1350 m2.

También es importante señalar que la misma fue proyectada, dirigida y ejecutada por profesionales del área y personal penitenciario con la participación de internos alojados en este establecimiento local como parte de su capacitación en oficios (80 internos en total y 13 agentes penitenciarios de la ciudad), en un plazo de 32 meses.