Villa María | internos | cárcel | Covid

Tras ocho meses, el domingo se reanudaron las visitas a la cárcel

El contacto visita-interno se realiza en los espacios determinados por las autoridades de cada establecimiento penitenciario

Luego de la aprobación del “Protocolo de Ingreso de visita a Establecimientos Penitenciarios en Contexto de Covid-19” por parte del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), desde este domingo retornaron las visitas de familiares a los internos que cumplen condenas en los distintos establecimientos carcelarios de la Provincia.

Las visitas a las cárceles fueron suspendidas en marzo, con el propósito de evitar el contagio y la propagación del virus tanto entre los internos, las visitas y empleados del Servicio Penitenciario, tras la pandemia del Covid-19, declarada por la Organización Mundial de la Salud y las posteriores resoluciones del Gobierno Nacional que dispusieron medidas tales como “Aislamiento Social y Obligatorio” y “Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio”.

El nuevo protocolo fue diseñado y elaborado mediante un trabajo interdisciplinario conformado por equipos técnicos del Servicio Penitenciario, del Ministerio de Salud y personal del COE.

El mismo permitirá el reingreso de la visita a internos de manera gradual, valorando la readecuación de algunos criterios con relación al ingreso de visitantes.

Cabe aclarar que los internos de las unidades penales del país no ven más que a los demás presos y a los agentes penitenciarios ya que las visitas están suspendidas desde el 12 de marzo pasado.

Con la flexibilización de horarios y actividades las cárceles comenzarían a volver a cierta normalidad en la medida que los espacios de cada penal lo permita.

Modalidad

El juez de Ejecución Penal de Villa María, Arturo Ferreyra, manifestó que ya se está trabajando con el nuevo protocolo para que las visitas puedan ingresar a la cárcel local.

Además Ferreyra remarcó que: “El régimen para el ingreso es el mismo de siempre y las personas tienen que estar autorizadas previamente antes de ingresar, se practicará un triage clínico que consiste en toma de temperatura, utilización de elementos sanitizantes y preguntas que tienen que ver con los contactos estrechos en torno a una persona con Covid-19 y será realizado por personal de salud de la cárcel”.

De detectarse que el visitante tiene signos y/o síntomas compatibles con Covid- 19 o es contacto estrecho de casos confirmados, no podrá ingresar hasta su alta médica definitiva o cumplimiento efectivo del aislamiento domiciliario, señaló el funcionario judicial.

“Cuando ingresan al interior de la cárcel, las visitas ingresan a los dos espacios habilitados para tal fin que son el patio de la escuela y un pequeño jardín, a los internos también se les toma la temperatura y se los revisa. Tendrán que utilizar elementos sanitizantes, durante el encuentro con las visitas se llevará a cabo un control para evitar que tengan contacto directo”, remarcó el juez de ejecución penal.

La visita deberá contar con el DNI, el carnet de visita o documentación que acredita el vínculo; hacer uso obligatorio y correcto del tapaboca, permitir control de temperatura y colaborar en el control de síntomas, respetar el distanciamiento entre las personas, no compartir objetos y acatar todas las medidas de higiene: lavado frecuente de manos, evitar tocarse la cara y los cuidados al toser o estornudar.

Por otro lado, los internos también deberán usar el tapaboca (obligatorio) y de manera correcta; permitir el control de temperatura y colaborar en el control de síntomas; lavado de manos con alcohol en gel o diluido al 70 por ciento y mantener el distanciamiento entre las personas y evitar compartir objetos.

Las visitas se suspendieron el 19 de marzo pasado, explicó Ferreyra, y allí se prohibió el ingreso total al penal hasta el día domingo donde se han podido tener nuevos ingresos. “La repercusión ha sido muy positiva y los alojados en la cárcel lo han tomado con mucha alegría y sin ningún incidente de por medio, la gente entiende que estos protocolos son para cuidar a las visitas y a los propios internos que están alojados en la cárcel de barrio Belgrano” indicó.

Por otrol lado, el funcionario de la Justicia manifestó que cada cárcel tendrá un protocolo apto para los espacios con los que cuenta, “Esto se debe a que tenemos penales que son nuevos, como el de Cruz del Eje o el de Córdoba Capital, con más espacios abiertos”.

“En cambio, el penal de Villa María tiene un edificio muy viejo, donde la visita pasa hasta la celda, lo cual hay que tenerlo muy en cuenta, las visitas estarán más reducidas porque hay que imaginarse que los espacios son muy cerrados y limitados por ende no va a ser igual para todos los penales”, señaló Arturo Ferreyra.

Asimismo, Ferreyra explicó: “En mi caso particular debo decir que no ingresé desde el mes de marzo al establecimiento penitenciario y los fiscales del ministerio público fiscal tampoco ingresan al penal”.

Y explicó: “Cuando se realiza un procedimiento o un allanamiento dentro del penal, no lo hace la policía como habitualmente sucedía sino que la tarea es realizada por los mismos guardias que se encuentran prestando servicio en la cárcel, los internos mismos lo entienden, que las medidas que se toman son para el resguardo de todos los que están allí alojados es para eso que esta la cuarentena”.

“Por suerte no se ha politizado el tema y los internos colaboran con la modalidad de trabajo y entienden la situación”, concluyó el funcionario sobre el tema.

Contacto con la familia

A raíz de la emergencia sanitaria que provocó la pandemia de Covid-19, las visitas fueron suspendidas, se aplicó la tecnología para mantener vinculación con las familias: “En algunos casos se generan entrevistas con los familiares de los internos de la cácel a través de videollamadas, si la familia dispone de los recursos tecnológicos para realizarlo se genera esa visita a través de una reunión virtual”, remarcó Ferreyra.

En ese sentido, señaló que solo ingresaban al penal los abogados, “Al penal solamente ingresaron los abogados y estuvieron en contacto con el interno a través del locutorio, un espacio donde hay un teléfono y los separa un vidrio y allí reciben asesoramiento y son atendidos”, continúo: “El resto de las actividades que habitualmentese realizan en el establecimiento penitenciario son por videoconferencia, ya sea una audiencia, con un perito o con el juzgado”.

Covid-19

Con respecto a los contagios por Covid-19 dentro de los penales del país, el funcionario local recalcó que actualmente no hay casos activos de coronavirus en la cárcel de barrio Belgrano.

Esto se debe a que no hubo nuevos ingresos de presos al establecimiento penitenciario, solo los que se dieron meses atrás.

Lo que se lee ahora