Villa María | intervenciones | Centro | espacio

El 35% de los registros del centro de monitoreo es por vehículos mal estacionados

El espacio que funciona en el Centro Cívico controla unas 250 cámaras. Las intervenciones permiten desde detenciones de sospechosos hasta alertar por accidentes de tránsito

Más del 35% de las intervenciones del Centro de Monitoreo corresponden a vehículos mal estacionados, en su gran mayoría camiones, que es uno de las principales reclamos de vecinos en barrios donde suelen pernoctar transportistas. Esto refleja la importancia que significa para la ciudad disponer de un espacio para el estacionamiento de rodados de gran porte, y que hoy no existe.

En los primeros cinco meses del año, el espacio de vigilancia que funciona en el Centro Cívico intervino en 6.359 ocasiones, de las cuales la mayoría se dieron en enero y febrero con 3.272 y 1.630. En mayo, el último mes del que se tienen registros públicos, apenas presentó 215 intervenciones.

De acuerdo a lo establecido, las participaciones a través del centro se dividen en policiales, de seguridad ciudadana y oficios. Entre las primeras, en los primeros 5 meses fueron 1.406 casos, de los cuales 699 correspondieron a la visualización de personas en actitud sospechosa. En menor medida, pero con la importancia que significan disponer de una red de cámaras, a través de la ayuda del centro se logró la detención de 149 personas; y se individualizaron 124 disturbios en la vía pública.

En cuanto a las participaciones vinculadas a seguridad ciudadana, de los 4.222 registros, 2.179 fueron por camiones estacionados en zonas prohibidas. A ellos, se les suman otros 93 de rodados que se encontraban mal estacionados. Un dato llamativo es el registro de siniestros de tránsito, que en total fueron 670 en los primeros 5 meses, lo que representan el 10,5% de las participaciones totales.

También las cámaras permitieron detectar el consumo de alcohol en la vía pública, en 29 ocasiones; y 153 intervenciones por vehículos que obstruían rampas de accesibilidad. Es común advertir el reclamo de parte de vecinos, en su mayoría que se desplazan en silla de ruedas, que padecen casi de manera permanente la obstaculización de la única vía que les permite cruzar de vereda.

Las cámaras no sólo sirven para la detección de infracciones de tránsito o ilícitos, sino que además se transformaron en un respaldo de la Justicia, que ya emitió 731 oficios judiciales en los que demandan imágenes de diferentes hechos.

Más de dos años

El Centro de Monitoreo funciona en la ciudad desde el 23 de mayo de 2019, cuando el por entonces intendente Martín Gill habilitó el espacio luego de varias semanas de prueba. A más de dos años, cuenta con casi 250 dispositivos, de los cuales dos centenares corresponden al Municipio y los restantes a dispositivos con que la Policía contaba con anterioridad a la puesta en marcha del centro.

Las cámaras, que permiten realizar un seguimiento de sectores estratégicos de la ciudad, varían de acuerdo al objetivo inicial de instalación, por lo que pueden ser fijas o domos, las cuales permiten una visión de 360 grados. Incluso, en sectores donde la iluminación es baja, se instalaron de tipo térmicas que detectan la imagen a través del calor de las personas. Pero, además, en los accesos a la ciudad se instalaron dispositivos que permiten la lectura de las patentes de todos los vehículos que ingresan a la Villa.

En relación con el almacenamiento de imágenes, los mismos permanecen en los discos duros de los servidores por espacio de 60 días, que es el plazo que tiene la Justicia para, oficio mediante, requerir imágenes. Transcurrido ese período de tiempo, las grabaciones son eliminadas.