Regionales | Inundaciones | Leones | justiniano-posse

Otra vez la lluvia generó complicaciones

En Leones precipitaron más de 175 milímetros y fueron asistidas más de 30 personas. El mayor problema se registró en barrio La Fortuna. En Posse se inundó parte del IPV y del Hipotecario, aunque no hubo evacuados

La lluvia volvió a generar inconvenientes climáticos, principalmente en las poblaciones ubicadas en el sudeste provincial. Las mayores dificultades se registraron en Leones y Justiniano Posse. Incluso, en la primera de la localidad se evacuaron a unas 30 personas.

De acuerdo a lo indicado, a partir de las 2 del miércoles comenzó a precipitar de manera intensa a punto tal que al mediodía el registro pluviométrico llegó a los 175 milímetros.

Al norte de la ciudad se notó el mayor impacto del temporal -zona del barrio La Fortuna-, donde algunas viviendas tenían en su interior hasta 70 centímetros de agua. “Se armó un comité de crisis junto con Bomberos, Policía y Defensa Civil y Desarrollo Social del gobierno de Córdoba. Tenemos 21 evacuados en el hospital: 10 adultos y 11 niños. Los vamos a trasladar a una de las escuelas”, indicó a Mitre Córdoba Lorena Bussi, intendenta de la población.

Afortunadamente no hubo que lamentar heridos, siendo incesante el trabajo de bomberos voluntarios de la población para prestar colaboración a vecinos, ya sea en la evacuación de las viviendas como así también en el traslado de algunas pertenencias de valor.

Un panorama también preocupante pero sin evacuados también ocurrió en Justiniano Posse. La Regional 2 de Bomberos voluntarios explicó que desde la madrugada, los servidores públicos junto a personal de Defensa Civil “debieron asistir a vecinos de los Barrio IPV e Hipotecario,  que se encontraban anegados debido a la abundante caída de agua. Los mismos tuvieron presencia de agua en el interior de las viviendas,  como así también en calles que rodean al sector”.

El organismo explicó además que en un sector de la ruta provincial 6 se puso en funcionamiento “una bomba arrocera para facilitar el drenaje del agua que se encontraba en estos barrios, dejando media calzada de la Circunvalación cubierta de agua debido a la gran acumulación de la misma en la banquina.”.

La mayor preocupación de vecinos y funcionarios municipales de ambas localidades, como así también de poblaciones vecinas, es que el pronóstico del tiempo anticipa nuevas precipitaciones al menos hasta el fin de semana.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas