Espectáculos Jairo | Teatro Coliseo | Río Cuarto

Jairo: "Cantar para mí es sinónimo de vivir"

El notable cantante argentino repasa su prolífica carrera y adelanta el concierto con el que celebrará 50 años de música, este jueves en Río Cuarto.

Este jueves 5 de mayo, desde las 21hs. en la A.A. Banda Norte, ese notable cantante argentino que es Jairo, celebrará 50 años de música en nuestra ciudad.

Será un concierto especial celebrando el lanzamiento de su nuevo álbum que ya se ha convertido en un éxito de venta de la misma manera que sus actuaciones en vivo con las que viene recorriendo el país. Vale recordar que la fecha es reprogramada del 19 de diciembre de 2021 y que las entradas adquiridas conservan validez. Tickets en boletería del teatro Municipal y por Autoentrada a $1650-1100-500 según ubicación.

Hablamos con Jairo:

-La pregunta que nos hacemos todo. ¿Cómo estás de salud tras el Covid y la leve neumonía que obligó a reprogramar muchas fechas?

-Estoy muy bien, pero tenía mucho temor de que me quedara alguna secuela, porque Covid y neumonía ocurrieron en un espacio reducido de tiempo. De hecho la neumonía me la provocó un virus respiratorio sincicial con síntomas muy similares a los del Covid, por lo que, cuando llegué a la Fundación Favaloro, tuve que ser aislado hasta tener, cerca de la medianoche, el resultado del test de Covid que me hicieron. Era negativo. De todos modos, un mes y medio después, por contacto estrecho y totalmente asintomático, di positivo. Tengo la sensación de que pasó mucho tiempo. Estoy completamente restablecido.

-En 2017 viniste a nuestro Teatro Municipal con Baglietto. Un show hermoso. ¿Cómo fue la comunión entre ustedes en esa gira?

Jairo & Baglietto - La Noche de Ano Nuevo (En Vivo)

-Con Juan teníamos una excelente relación desde mucho antes de montar ese espectáculo. Hace años él hizo la puesta en escena de un show mío en el Teatro Coliseo y fue una experiencia maravillosa. Desde entonces, siempre nos dio vueltas por la cabeza la idea de hacer un show juntos, mezclando los repertorios de ambos y cantando como si fuéramos un auténtico dúo. Y un día, en el programa de La Peña, Gerardo Rozín nos pidió que interpretáramos un par de temas juntos. Lo hicimos y el resultado nos gustó tanto que decidimos presentar un espectáculo entero. Fue muy divertido, lo pasamos muy bien y además fue un éxito. Habíamos previsto hacer 8 fechas y terminamos haciendo 60. Fue una gira inolvidable. No desechamos la posibilidad de volver a hacerla.

Siempre que vuelvo a Río Cuarto se disparan esas sensaciones que son especiales porque fueron las primeras y como todas las cosas que se viven por primera vez dejan su huella grabada para siempre. Es un asunto personal. Yo lo asocio al fortalecimiento de mi vocación como artista. Para un adolescente como era yo entonces, fue un respaldo que debo agradecer siempre Siempre que vuelvo a Río Cuarto se disparan esas sensaciones que son especiales porque fueron las primeras y como todas las cosas que se viven por primera vez dejan su huella grabada para siempre. Es un asunto personal. Yo lo asocio al fortalecimiento de mi vocación como artista. Para un adolescente como era yo entonces, fue un respaldo que debo agradecer siempre

-Medio siglo de cantar. ¿Cuál es, en general, el balance de lo vivido?

-50 años de actividad a pleno, son muchos años. Sin embargo creo que se pasaron volando. Fueron tantas cosas sorprendentes en el transcurso de ese tiempo que ni me di cuenta que estaba llegando a semejante cifra. Cantar para mí es sinónimo de vivir, de modo que no es de extrañar que me sienta muy reconfortado y feliz de haberlo hecho siempre. Aun así debo confesar que lo conseguido y lo vivido ha superado con creces todo lo que yo hubiera podido imaginar.

-En el disco 50 años de música, te diste el gusto de compartir canciones con otros grandes artistas. ¿Hubo emociones a flor de piel durante las grabaciones?

-En un trabajo de estas características el factor emocional está muy presente, juega un papel importante. Por eso creo que está bien que digas que “me di el gusto”. En el estudio de Lito Vitale, productor del disco y primero de la lista cuando hablo de “darme gustos”, porque se trata de alguien a quien respeto, quiero y admiro mucho, vivimos sesiones maravillosas. Todos los invitados (iban uno o dos por día) mostraron una extraordinaria predisposición y me dieron desde el primer momento sobradas muestra de cariño y de afecto que se traducirían luego en versiones inolvidables de cada una de las canciones. Estoy muy orgulloso de ese trabajo y agradecido a todos por su participación.

Jairo ft. Eruca Sativa & Abel Pintos | Milonga del Trovador (Video Oficial)

-Acabas de recibir la Mención de Honor “Diputado Dr. Juan Bautista Alberdi” como reconocimiento a sus 50 años de trayectoria. ¿Qué significó para vos este reconocimiento?

-Me sorprendió, primero cuando me dijeron que me lo habían concedido y después el momento de la ceremonia de entrega, que fue muy emotiva con la presencia de personalidades y amigos, las palabras de la diputada nacional Gisella Scaglia, que fue quien me propuso para la distinción y las del ministro de Cultura de la Nación Tristán Bauer, las llevaré para siempre en mi corazón. Ese tipo de reconocimiento es diferente al que uno pueda recibir como premiación por un disco, por la participación en un festival, etc. En este caso yo lo relaciono con el orgullo familiar, me hace pensar en mis hijos, en mis nietos, en mi hermano, mis primos, y en los que ya no están entre nosotros, mi mujer, mis padres o mis hermanos mayores. Es como un abrazo a lo mejor de mi vida.

-Es tiempo de celebración para vos. ¿Cómo aguanta el corazón ante tantas Emociones, como titulaste tu primer disco como Jairo?

-A veces las celebraciones son una forma de alivio si tengo en cuenta los momentos difíciles que viví en el plano personal durante el año 2021, aunque creo que la pérdida de un ser querido es imposible de compensar con nada. No exagero si digo que es el momento más triste que me ha tocado vivir.

-Conozco personalmente a una seguidora tuya de años, María Elena Cámara, hija de ferroviario de la estación de Marcos Juárez, que no solo va a verte siempre que puede (ha venido a Río Cuarto en varias ocasiones), sino que pintó y te obsequió un retrato tuyo. Debe ser muy impresionante tener seguidoras así…

-María Elena ha sido una seguidora muy fiel a lo largo de mi carrera y por suerte continúa siéndolo. Tengo una cantidad de personas de las que recibo, como en el caso de ella, un apoyo incondicional y permanente. Mi relación con esas personas es excelente y en la medida de lo posible trato de corresponder a ese cariño con la mayor disponibilidad y cercanía. Es una relación de ida y vuelta. El reconocimiento del público es muy importante para un artista. Como decía Charles Aznavour, lo peor que le puede suceder a un artista es sufrir la indiferencia.

-A la distancia ¿qué fue lo mejor que te pasó de tus vivencias en España y Francia?

-El desarrollo, propiamente dicho, de una carrera soñada. Los dos países me aportaron, cada uno a su manera y en el momento oportuno, muchas de las cosas que, tanto en lo profesional como en lo personal, me permitieron crecer, levantar el vuelo. Gracias a ellos conocí países, aprendí otros idiomas, etc. También a partir de mi paso por uno y otro pude comprender que para un artista el aprendizaje es continuo. Siento por ambos un cariño y agradecimiento eternos.

-Por último, ¿qué podés adelantar del concierto que vamos a ver el 5 de mayo?

-Con un excelente grupo de músicos y una puesta en escena concebida por grandes especialistas que me acompañan, el concierto está basado en el repertorio, que no ha dejado nunca de crecer y de nutrirse de nuevos desafíos. Es el que me ha permitido llegar a esta celebración de pie y con el mismo entusiasmo que sentí el primer día. En 50 años de actividad son las canciones las que siempre han hablado por mí. La selección del repertorio en este caso trata de dar cumplida satisfacción al público que me identifica con esas canciones. Me refiero a las llamadas clásicas y también a las que aspiran a llegar a serlo.