Deportes | Jockey Club | La Tablada |

En una definición para el infarto, Jockey Club llegó a la final del rugby cordobés

El Hípico dejó la vida. En los 80 minutos reglamentarios igualó en 19 puntos, luego pasó al suplementario y empató en 22. Se definió porque apoyó dos tries contra uno de La Tablada. Hubo delirio verde en Alta Gracia

Abrazado a la ilusión. Jockey Club de la ciudad jugará su tercera final de la historia tras vencer a La Tablada en un partido no apto para cardíacos.

Acompañado por una multitud y con la llama encendida de seguir haciendo historia, el plantel hípico jugó un partido con pasión y emoción.

Jockey Club llegó a una nueva final luego de un partido que tuvo todos los condimentos necesarios para confeccionarlos en una película.

Los dirigidos por Cerutti, Mignola y Dagatti hicieron un primer tiempo a la perfección. No dejaron nada al azar y se fueron al descanso dejando en claro todo lo que podían dar como equipo.

Desde el comienzo nomás y tras el pitazo del árbitro Eugenio Morra, el Verde de Villa María sorprendió. Pedro Brondello a los 5 minutos dejaba su sello en el ingoal de Tablada.

Los penales del siempre efectivo Facundo Boaglio le dieron aire a los de Villa María. Antes del cierre, Nicanor Rossa y toda la potencia del pack hicieron que fuera un nuevo try, que al final sería muy significativo e importante.

Al descanso ganando Jockey por 19 a 7. Muy superior y marcando el ritmo del partido. Boaglio infalible y sin objeciones.

El complemento fue distinto, porque rápidamente La Tablada salió a descontar y lo hizo con creces. Tan es así que a medida que pasaban los minutos sumaba penales y cuando el reloj marcó 40 el score era 19 iguales.

Un partido de película. La definición fue histórica como la clasificación al partido final. Una multitud acompañó al Hípico en Alta Gracia y copó la tribuna D del estadio. La historia sigue. Un partido de película. La definición fue histórica como la clasificación al partido final. Una multitud acompañó al Hípico en Alta Gracia y copó la tribuna D del estadio. La historia sigue.

Al tiempo suplementario. Con los corazones al punto del estallido y los nervios a niveles superlativos. Se debían jugar 20 minutos más. No apto para cardíacos. Literal.

La Tablada sumó tres y Boaglio también, infalible el experimentado jugador del Hípico.

Morra pitó el final y tras unos segundos de incertidumbre el estallido villamariense en Alta Gracia se hizo sentir.

Por reglamento, tras empatar en los 80 minutos y luego en el suplementario se definirá por cantidad de tries; en ese sentido, el Verde tenía dos y Tablada, uno.

Ahora sí. Abrazos, llantos, alegría, emoción y una carga energética que se percibía.

El pueblo hípico regresa a la final como en el 2009, que ganó, o en el 2008, que perdió.

En las puertas de otro hecho histórico para la ciudad, el Verde se abraza a la ilusión.

Ahora se enfrentará a Jockey de Córdoba, que venció a Urú Curé de Río Cuarto en el primer partido que tuvo la jornada.

Síntesis

Santiago Garrido, Boris Wenger, Andrés Demaría, Rodrigo Bruno, Nicanor Rossa, Valentín Blanco, Ignacio Pussetto, César Fruttero, Fidel Figueroa, Nicolás Ferreyra, Jerónimo Milidoni, Bautista Meneghini, Facundo Boaglio, Pedro Brondello y Francisco Chiaramello.

Ingresaron: Agustín Sánchez, Matías Ferreyra, Joaquín Brouet, Martín Bettucci y Pedro Pussetto.

Suplentes: Joaquín Mabel Bono y Patricio Rojas.

Entrenadores: Rodrigo Cerutti, Julián Mignola y Matías Dagatti.

Primer tiempo: try de Brondello, tres penales de Boaglio y un try de Rossa.

Segundo tiempo: penal de Boaglio en tiempo suplementario.