Deportes | Jockey | partido | tala

Jockey Club venció a Tala de visitante y se metió en semifinales

El Hípico hizo un gran partido en Villa Warcalde y ganó 23 a 21 en un encuentro no apto para cardíacos. El Verde fue acompañado por una multitud. Ahora jugará con La Tablada. La otra semi será Jockey de Córdoba ante Urú Curé

Emocionante. El corazón explota y las sensaciones están por las nubes. El Verde de Villa María hizo historia y su gente no ha parado de festejar al compás de las lágrimas.

Porque fue un partido épico. Lo ganó con agallas y dejó un selló impresionante en tierras del gigante Tala cordobés.

La parada no era fácil y para eso se prepararon los de Villa María. El Hípico se concentró en un hotel un día antes y espero el choque con la seriedad que significa un partido como tal. Con un plantel que tiene un mix de experiencia y juventud, la ilusión fue cada vez más grande.

Desde muy temprano, comenzaron a llegar los colectivos y los autos que arribaban desde Villa María: sí, al Jockey lo acompañó una multitud y fue local en tierras donde Tala suele hacerse inmenso.

Con banderas verdes y rojas, Villa Warcalde se tiño de hípicos e hípicas que, cargados de ilusión, llegaron a la capital provincial para ser partes de la historia.

A jugar. El primer tiempo no fue lo que esperaba el Verde. El planteo de juego no era lo que se había planeado y fue Tala que, por intermedio de dos tries, pasó al frente y se puso 15 a 3. Los tres puntos del Hípico fueron por obra del capitán Facundo Boaglio tras un penal.

Si bien había una notable diferencia en la chapa, no era ni por asomo lo que había sucedido en el juego.

El complemento fue distinto. El Verde fue una fiera en todas sus líneas y tuvo una defensa superlativa y sin errores.

El Hípico descontó con try de Rodrigo Bruno y se puso en partido. Boaglio continuó con su pie fino y el partido comenzó a ser otro muy distinto a los primeros 40 minutos.

Rodrigo Bruno volvía a hacer de las suya en compañía del pack y las cosas quedaban 21 para los locales y 20 para los de Villa María.

Aguantá corazón. Con tres minutos para el cierre, Facundo Boaglio no dudó y sumó tres puntos más para dejar el score 23 a 21 para los verdes. Locura, la tribuna era un solo grito y las almas que viajaron no podían más. Nervios y pasión. Con varios minutos por jugar todavía apareció el equipo. Porque los dirigidos por Cerutti, Mignola y Dagatti defendieron su ingoal como bestias y no dejaron lugar alguno para que el árbitro Chumbita cobre penal y así facilitarle a los locales la posibilidad del triunfo.

Fue de película. Se aferraron a la victoria y lo lograron. El árbitro pitó el cierre y los jugadores hípicos se abrazaron a la ilusión. Los villamarienses de la tribuna al campo y más. Fue una marea, una locura.

La ilusión está intacta y por eso el sueño continúa.

Síntesis

Jockey Club (23): Santiago Garrido, Boris Wenger, Andrés Demaría, Rodrigo Bruno, Nicanor Rossa, Valentín Blanco, Ignacio Pussetto, César Fruttero, Fidel Figueroa, Nicolás Ferreyra, Jeronimo Milidoni, Valentín Pigni, Facundo Boaglio, Bautista Meneghini y Francisco Chiaramello.

Ingresaron: Matías Ferreyra, Joaquín Brouet y Martín Bettucci.

Suplentes: Tomás Bertolino, Joaquín Mabel Bono, Patricio Rojas y Pedro Pussetto.

Entrenadores: Rodrigo Cerutti, Julián Mignola y Matías Dagati.

Primer tiempo: un penal de Boaglio.

Segundo tiempo: dos tries de Bruno, convertidos por Boaglio, que también aportó dos penales.

Así serán las semifinales

(13 de agosto en Alta Gracia)

- Jockey Club VM-La Tablada

- Jockey Cba-Urú Curé

Posicionamiento

(6 de agosto)

- San Martín VM- Cba Rugby

- Universitario-Palermo Bajo