Villa María | jornada-mundial-de-la-juventud | jmj | Panamá

Son 43 los jóvenes de la Diócesis local que viajarán a Panamá

Hay cerca de 500 mil inscriptos al evento, pero se espera una asistencia superior al millón de peregrinos. El Papa Francisco oficiará las misas centrales. La reunión de fieles comenzará el 22 de enero y culminará el 27

Son 43 los jóvenes de la Diócesis Villa María que emprenderán viaje hacía Panamá para vivir un encuentro entre peregrinos. La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) promete reunir a más de un millón de personas de diferentes países del mundo.

La ceremonia que se realizará en Centroamérica contará con la presencia del Papa Francisco. La máxima santidad de la Iglesia Católica oficiará las misas centrales durante los últimos días de enero. El evento comienza el 22, y se extiende hasta el 27.

“Es una experiencia muy linda”

Marcelo Sagioratto es uno de los organizadores del viaje. “Le hacemos el aguante a los chicos”, sostuvo quien estuvo al frente de los últimos cuatro viajes a diferentes destinos del mundo.

“Hace mucho años que organizamos estos viajes a la Jornada Mundial de la Juventud. Hemos viajado a cuatro destinos, Sidney, Madrid, Río de Janeiro y Cracovia. Este año el grupo está conformado por 43 personas”, manifestó.

El hombre dejó en claro que la experiencia “es muy linda” para los jóvenes que participan. “Son 14 días de una fiesta sana, se generan muchos vínculos entre las personas que nos reciben, y los que viajan desde acá. Esos vínculos quedan intactos después del tiempo”, añadió.

“No tengan miedo”

Sagioratto explicó en qué se basa la reunión que cada tres años renueva su sede. “Juan Pablo Segundo le decía a los jóvenes que no tengan miedo. Y creo que se trata de eso, de perder el miedo al que dirán, perder el temor y animarse a participar”, relató.

 “Después de las jornadas, los jóvenes adquieren libertad de discernimiento. Ir a una misa con tres millones de fieles es algo de altísimo impacto. Uno está acostumbrado a participar de misas donde hay 200 personas, pero esto es algo diferente”, indicó sobre la masividad en las jornadas.

El hombre destacó que a pesar de las diferencias idiomáticas entre los asistentes de países divergentes, “la gente se termina entendiendo”.

Promedio de 25 años

El organizador de la actividad mencionó que la edad promedio de los jóvenes oscila en los 25 años. “Hay una chica que viaja de 15 años. El resto arranca desde los 18 años, y llegan a participar jóvenes de hasta 30”, dijo.

En referencia al viaje que realizaron desde la Diócesis local a Río de Janeiro en 2013, resaltó: “A Brasil habían ido 106”. 

Sagioratto afirmó que muchos de los que viajan tienen su primera experiencia en volar o salir del país. “Dentro de este grupo, algunos habían estado en Río y otros tantos en Polonia, pero la gran mayoría son cero kilómetro, es decir, tienen su primer encuentro”, anexó.

Expectativa

Este matutino dialogó con una de las jóvenes que asistirá a la JMJ, Victoria Stefani, quien Manifestó encontrarse “expectante” en estos días previos al encuentro organizado por la Iglesia Católica.

“Hay mucha ansiedad previa al viaje. En estos días estamos viviendo la preparación desde la parte logística, es decir, el viajar, el llegar, estar allá y las cosas que vamos a hacer en el lugar”, aclaró.

 La muchacha se mostró sorprendida por la magnitud del evento y por la gente que asistirá. “Un viaje así no lo había hecho nunca. Se esperan más de 500 mil jóvenes inscriptos, pero seguro habrá más de un millón”, manifestó.

Stefani hizo referencia al momento en el cual decidió viajar. “En la Jornada anterior, en Polonia, anunciaron que la próxima edición era en Panamá, y ahí mismo dije quiero ir”, relató.

“Hubo mucho esfuerzo de mi parte, y también de mi familia para viajar. Lo económico es un tema importante. El querer ir siempre estuvo y cuando uno quiere, puede”, concluyó la joven.



Maximiliano Gilla.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas