Villa María |

Juan Carlos Peretti fue distinguido como ciudadano notable de la ciudad

El ingeniero fue destacado por el legislativo. Además, se entregaron distinciones para el "Ciudadano destacado", reconocimiento al Mérito y Post Mortem. También se reconoció a estudiantes secundarios

Como todos los años, el Concejo Deliberante de la ciudad realizó la entrega de distinciones a villamarienses en las categorías: Ciudadano Notable, Ciudadano Destacado, Reconocimiento al Mérito, Reconocimiento Post Mortem y Joven Destacado.

El evento tuvo lugar en horas de la noche en la sede del Concejo Deliberante y durante la ceremonia, se entregaron las menciones especiales a los distinguidos de cada una de las categorías, mientras que las otras personas e instituciones que fueron propuestas para este reconocimiento, recibieron su diploma.

El encuentro, encabezado por el presidente del legislativo, Pablo Rosso, tiene por objetivo reconocer a vecinos y vecinas de la ciudad que han sido propuestos en la convocatoria realizada en el marco de la Ordenanza Nº7.760.

El reconocimiento para la categoría de “Ciudadano Notable” fue para Juan Carlos Peretti. Por su paso por distintas instituciones, su huella y su impronta en la UTN- Facultad Regional Villa María, su compromiso con la educación pública, gratuita y de calidad. Por su tarea en el impulso y promoción de la vinculación con el sector privado, la investigación, la innovación, el diálogo en el desarrollo individual y comunitario en la búsqueda de consensos, hacia adentro de la comunidad universitaria, y hacia la sociedad.

La distinción de “Ciudadano Destacado” fue para Eduardo “Lolo” Bello. Orgullo local a nivel internacional, en un deporte que tiene gran impacto en nuestra comunidad. Luego del estupendo Mundial de Francia con Los Pumas, donde Argentina logró la cuarta ubicación y en el que el pilar surgido de San Martín jugó los siete partidos, llegó la hora de regresar a los clubes y jugar en las ligas. Por lo que se integró a su nuevo equipo en Inglaterra, donde debutó el 15 de noviembre.

El reconocimiento al Mérito fue para la Vinoteca Sebastián Valfré. En el marco del aniversario de los 100 años de la Vinoteca. Emprendimiento familiar encabezado actualmente por don Sebastián “Yani” Valfré, liderando esta tercera generación de un negocio familiar que se ha convertido en emblema en nuestra ciudad, nacido de inmigrantes del Piemonte, que hicieron de Villa María su hogar, y con ello son orgullo de nuestra comunidad.

Por último, el reconocimiento “Post Mortem” fue para el villamariense Aldo Montagner. Quién fuera socio fundador de Industrias Cormetal. Se otorga esta distinción en reconocimiento a su rol fundamental en esta empresa que, con 47 años de historia, deja huella con cada avance, con cada logro para la industria local.

Menciones especiales

En el marco del encuentro, también se entregaron “menciones” especiales para aquellos vecinos que fueron propuestos para las diferentes categorías: Sebastián Antonio "Yani" Valfré; Pablo Rubén Gornitz;Rodolfo Banchio;Juan Carlos Peretti; Eduardo Belloccio; Julián Fisciletti; Juan Carlos Gill; Carlos Omar Boschitari; Escribana Alcira Spila; Jorge Daniel Carballo; Martyna González; Eduardo “Lolo” Bello; Fabricio Rodriguez.

También hubo menciones especiales para la categoría “Post Mortem”: Dr. Arturo Moroni; Néstor Miguel Giraudo; Aldo Montagner; Roberto López; Juan Chiantore y Victorio Chiantore;

Jóvenes Destacados

En la oportunidad, también se reconoció a jóvenes que fueron sugeridos por instituciones educativas de nivel medio de nuestra ciudad. Cabe destacar que la citada iniciativa señala: “Se distinguirá a quienes sobresalgan en forma notable en una actividad específica que por su trayectoria y por los valores que la misma encierra sea ejemplificadora para los jóvenes. Esta distinción constituye un premio al mérito, a la virtud, al esfuerzo y a la constancia”: Antonia Córdoba Demarchi, del Instituto Secundario Manuel Belgrano; propuesta por sus múltiples cualidades y conductas meritorias. Guillermo Reinoso, del Instituto Especial del Rosario; estudiante del 6°año. Comunicativo, participa con entusiasmo y disposición en distintas actividades escolares, expresando sus dudas e inquietudes. Débora Gómez, del IPET Nº56 Abraham Juárez; estudiante del 7° año de la especialidad en Industria de los Alimentos. Destacada por sus logros académicos, dedicación y compromiso, que la hacen merecedora de este reconocimiento institucional.

María Celeste Borri, del IPEM Nº275 Colegio Nacional de Villa María; estudiante de 6°año B Ciencias Sociales.

Alan Villarroel Sánchez, del Instituto El Caminante; quien ha sido propuesto por su dedicación, compromiso y gran desempeño académico.

Mateo Ezequiel Aguirre, del Instituto San Antonio; estudiante del 7°C de la orientación en Técnico de Industria de los Alimentos. Cuenta con una trayectoria escolar de compromiso, respeto y dedicación; de gran colaboración y responsabilidad en su participación.

Sahira Nur Saadi, del Instituto Secundario Bernardino Rivadavia; propuesta por sus cualidades y trayectoria, destacada por sus logros, compromiso y sentido de pertenencia. Se le distingue por su personalidad extrovertida, amigable, carismática y respetuosa. De actitud positiva, querida por sus pares, perseverante y de constante esfuerzo, y de gran capacidad para vincularse con docentes y estudiantes.

Sebastián Devin, de la Escuela Experimental ProA con orientación en Desarrollo de Software; estudiante de 6to V. Quien se destaca por sus cualidades personales que le permiten sobresalir en forma notable, en cada una de las actividades que realiza, y realzan su perfil académico.

Román Axel Cerezo Gaitán, del IPEM Nº147 Manuel Anselmo Ocampo; estudiante de 6° A en Economía y Administración. De carácter reservado y grandes resultados en su desarrollo escolar, ha ganado el reconocimiento de sus pares con su accionar decidido y comprometido con su trayectoria académica.

María Paula Gianinetto, del Instituto del Rosario; estudiante del 6° año, que se destaca por sus cualidades académicas y personales. Su compromiso, valoración de los aprendizajes, y su relación con sus pares, la hacen merecedora de esta distinción. Juan Cruz Olguín, del Instituto La Santísima Trinidad, y Abril Fernández, de la Escuela Superior Integral de Lechería.