Policiales | judiciales | cárcel | prisión

Prisión preventiva para jefes, policías y presos en la causa del call center de la cárcel

Entre los 26 acusados de integrar la asociación ilícita hay tres máximas autoridades del penal local

El fiscal de Delitos Complejos N° 1 de la ciudad de Córdoba, Enrique Gavier, dictó la prisión preventiva a 26 personas, entre las cuales se destacan las tres máximas autoridades de ese penal: el director, Andrés Américo Aciar; el subjefe de operaciones, Edgar Ezequiel Arroyo; y el jefe de seguridad, Néstor Gómez.

El escándalo estalló el 14 de septiembre pasado cuando se lanzaron más de tres decenas de allanamientos en ese penal y en diversos puntos de la provincia. Allí cayó la cúpula del presidio, se desmontó el call center en el Pabellón 11. El fiscal Gavier había detallado que la causa se inició por denuncias de personas particulares damnificadas por “estafas mediante llamadas telefónicas” desde el penal de Villa María, donde funcionaba un denominado “call tumbero” para la realización de las maniobras delictivas.

Allí detectó la operatoria a partir de las denuncias de cientos de damnificados que se distribuían en los más diversos lugares del país. Luego de las detenciones producidas en la segunda mitad del año pasado, el fiscal ahora dictó la prisión preventiva.

Los 26 están acusados de integrar la asociación ilícita que conformaba una maquinaria para cometer estafas telefónicas desde un pabellón de la penitenciaría, con derivación de las “ganancias” a cuentas bancarias.

Los tres jefes penitenciarios formaban parte de la organización delictiva, como así también seis reclusos y once personas que trabajaban desde fuera de la cárcel.

Los tres altos jefes penitenciarios están acusados de conformar junto al “pluma” del pabellón Sebastián Ezequiel “Pitu” Moyano la supuesta asociación ilícita que manejaba el centro de llamadas telefónicas a cargo de numerosos reclusos.

Mientras a los jefes penitenciarios se les adjudica el papel de dar los “permisos de explotación”, a “Pitu” Moyano se le asigna, como “capo” del Pabellón 11, las tareas de traficar los celulares y organizar el call center tumbero que cometía las estafas.

Además de los cuatro principales acusados, que están imputados como jefes y organizadores de “asociación ilícita”, Gavier adjudica la misma acusación pero en calidad de miembros a Lisandro Omar Agasal, Jonathan Emanuel Tordable, Iván Fernando Cittadini, Carlos Daniel Orodá, Fabián Emmanuel Gallardo, Braian Nicolás Silva, Cristian José Vera, Daniel Jonatan Santucho, Ignacio Javier Peralta, Ulises Nicolás Moyano, Nancy Pamela Rosales, Carmen Isabel Vázquez, Sofía de los Milagros Abbas, Omar Jesús Urcia, Mariana Soledad Pombo, Franco Gastón Vázquez, Agustín Valdez, Joel Elías Vázquez, Laura Soledad Moreno, Mauricio Eduardo Fernández, Santiago Mauricio Martín y Mauricio Marcos Agüero.