Nacionales | juez | computadoras | procedimiento

Secuestraron celulares y computadoras de la tripulación del avión venezolano

El juez Federico Villena ordenó el operativo en el hotel donde se alojan las 19 personas a quienes les prohibió salir del país. Incautaron 18 teléfonos, 7 notebooks y 5 tablets que serán sometidos a peritajes por la Policía

El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena dispuso ayer la prohibición de salida del país de los 19 tripulantes del avión que permanece en el aeropuerto internacional de Ezeiza, tras un procedimiento ordenado ayer a la madrugada al hotel donde se alojan, en el que se secuestraron computadoras, tablets y teléfonos celulares.

El magistrado había ordenado ayer retener los pasaportes de cinco ciudadanos iraníes integrantes de la tripulación, pero ahora resolvió que los 19 investigados tengan prohibida la salida del país, informaron fuentes vinculadas a la investigación que permanece bajo secreto de sumario.

En el procedimiento de ayer, los funcionarios judiciales secuestraron los pasaportes de 14 ciudadanos venezolanos tripulantes del avión, ya que la documentación de los iraníes estaba resguardada en la Dirección Nacional de Migraciones.

División Cibercrimen

Además, fueron secuestrados 18 teléfonos celulares, 7 computadoras tipo notebooks y 5 tablets, que serán sometidos a peritajes que realizará la división de Cibercrimen de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, según confirmaron desde esa fuerza.

El procedimiento, a cargo de la división Antiterrorismo de la Policía Federal, comenzó antenoche en el hotel "Plaza Canning" y se extendió hasta la mañana de ayer, lapso en el que los efectivos policiales revisaron las habitaciones de los 19 tripulantes del avión de Emtrasur que llegó al país el lunes 6 de junio.

Los efectivos ingresaron al establecimiento con orden judicial en busca de elementos de interés para la pesquisa, como computadoras personales o pendrives, que podrían estar en posesión de los 19 pasajeros de la aeronave.

Mientras se realizaba la requisa, todas esas personas aguardaron afuera de sus habitaciones, mientras que se contó con la asistencia de un traductor de inglés, ya que los ciudadanos iraníes no hablan español, precisaron las fuentes.

El secreto de sumario se impuso a pedido de la fiscal del caso Cecilia Incardona, quien ayer impulsó la investigación y pidió medidas de prueba para determinar si alguno de los tripulantes del avión de la empresa Emtrasur tiene vínculos con el terrorismo internacional.

La aeronave permanece bajo custodia en el aeropuerto internacional de Ezeiza, sin combustible, ya que ninguna de las empresas proveedoras accedió a reabastecerlo.

No obstante, si consiguiera cargar combustible, la aeronave debería contar con la autorización del juez.

El caso involucra a un Boeing 747 de la empresa venezolana Emtrasur, subsidiaria de cargas de Conviasa, tripulado por 14 ciudadanos de ese país y cinco iraníes, que permanece en Ezeiza desde el 8 de junio y es investigado por el juez federal Federico Villena y la fiscal Cecilia Incardona, ambos de Lomas de Zamora.