Deportes | jugador | VAR | Moyano

"Estoy a favor del VAR"

Moyano aclaró que "respetando criterios e interpretaciones del árbitro, todo suma"

Richard Moyano resaltó: “Estoy a favor del VAR. Todo lo que tecnológicamente ayude al árbitro a evitar el error es positivo. Estar comunicados entre los integrantes de un equipo arbitral siempre nos favorece”.

Señaló que “respetando los criterios y las interpretaciones del árbitro, todo suma. Más allá de las recomendaciones por las manos, está el criterio del árbitro”.

Agregó que “modificó bastante la tarea arbitral. Hay que estar afilados, muy bien preparados”.

Remarcó: “Veo los partidos y voy analizando la actuación del árbitro sentado en mi casa frente al televisor y es otra cosa. En la cancha tenés que decidir en milésimas de segundos y se pasan detalles”.

Aclaró que “esos detalles se pueden corregir con el VAR, cuando son fallos arbitrales de consideración. La dinámica del juego lleva a errores milimétricos por posición adelantada. El VAR evita lo que el árbitro no puede resolver, lo que el ojo humano no llega a ver, y te brinda una opción para que el error humano del árbitro no influya en el resultado”.

Señaló: “Estoy a favor del VAR. Es correcta su implementación y habrá que adaptarse a jugar con VAR. El árbitro es un ser humano que interpreta una acción. En el VAR hay otros árbitros y si tienen dudas, puede llamar al árbitro para modificar una decisión”.

Acotó que “las manos son muy polémicas, porque depende más de la interpretación del árbitro”.

Señaló que “varía en cuanto a la distancia, al recorrido entre la pelota y la mano en un rebote, y el árbitro debe adoptar decisiones rápidas en la cancha. El VAR lo ayuda a adoptar esa decisión”.

Destacó que “la recomendación es clara. La mano debe estar en una posición natural. Si el jugador toma el riesgo de levantar su mano más arriba que su cabeza o a extenderla en forma antinatural, es una infracción”.

Explicó que “si la mano de un jugador no ocupa un espacio extra, ampliando el volumen de su cuerpo, no es infracción”.

Remarca que “la recomendación es que una pelota que pega en la cabeza de un jugador, y luego pega en la mano, no es infracción”.

Insiste en que “si pega en la pierna y luego en la mano, habrá que ver la postura de la mano, si amplió o no el volumen de su cuerpo al extender la mano”.

Desestimó que “la intención del jugador se tenga en cuenta. Eso ya se modificó, ya no cuenta. Es como cuando un jugador llega a destiempo y comete una falta, aunque no haya querido hacer la falta, la cometió”.

Comentó que “por la velocidad de la jugada es difícil observar si un pie impacta de lleno sobre el otro. Por eso nos recomiendan ahora que no estemos tan cerca de las jugadas, porque pegados a la acción te perdés algunos detalles”.

Reconoció que “igualmente será criterio puro del árbitro interpretar cómo fue la acción”.

Moyano comentó: “Nosotros no jugamos con VAR, pero el juego nos va exigiendo cada vez más precisión. El domingo íbamos a jugar con intercomunicadores, pero no pudimos hacer funcionar uno, y jugamos a la vieja escuela. Ayuda en determinadas situaciones, en las que podés estar enfocado en el juego, y el compañero te marca otra infracción. En vez de estar mirando si tu compañero levanta la bandera, te dice fuera de juego, y vos cobrás posición adelantada sin que hayas dejado de ver la jugada”.

Con relación a las sujeciones dijo: “El fútbol es un deporte de contacto. Nos recomiendan advertir que no haya agarrones. Si el jugador insiste en hacerlo, amonestar. Si la sujeción impide que otro jugador se mueva, es falta. Si se trata de un agarroncito y el jugador sigue o se tira, no es falta”.

Indicó que “la avivada del jugador al tirarse es clave. Ve que no llega y se tira. Cargar al adversario es parte del juego, no es básquet. La sujeción debe interferir en el juego para ser cobrada”.

Por último, señaló que “el estilo de cada árbitro permite o no que el jugador le hable. Advertir es recomendado antes de accionar, pero el juego brusco grave o agresión no se negocia: es expulsión”.