Deportes | jugadores | pasión | torneo

Ajedrez: la Escuela Municipal celebró los 18 años de vida con un torneo virtual

El deporte crece. La virtualidad le dio más número de jugadores y la misma pasión. Los ajedrecistas locales estuvieron de festejo

No ha frenado nunca. Una de las actividades que más creció en tiempos en los que la pandemia les ponía barreras a varios rubros fue el ajedrez.

En todo el mundo se vieron muestras de pasión y fidelidad por la actividad. La virtualidad le dio crecimiento notable en números de jugadores e incrementó la pasión en los viejos jugadores.

Al cierre de esta edición se disputaba el torneo aniversario de los 18 años de vida de la Escuela Municipal, dependiente de la Biblioteca Mariano Moreno.

Puntal Villa María dialogó con el profesor de la institución, Juan Alcántara, que sostuvo: “Realizamos un torneo conmemorativo. En el recuerdo están por supuesto los comienzos allá por el año 2002 y desde entonces seguimos de manera ininterrumpida”.

-¿Cómo ha sido todo este tiempo?

-Venimos desarrollando las actividades mediante clases o torneos todo de manera virtual con motivo de la pandemia. Este último se concretó a lo largo de una hora y media de duración por sistema arena y en la plataforma Lichess, el ritmo de juego fue de 3 minutos más 2 segundos de incremento por cada jugador y hubo premios en trofeos y medallas para los mejores posicionados villamarienses, que los mismos los pasarán a buscar en las inmediaciones de biblioteca cuando puedan.

-¿De dónde son los participantes del torneo?

-Los jugadores son todos integrantes del equipo de Lichess Ajedrez VM, que tuvieron que completar un formulario de inscripción por equipo, para que se tenga los datos de los jugadores y esto fue lo último que hicimos en competencia y a su vez recordar que continuamos todos los lunes a las 19.30 horas con las clases por medio de la plataforma Zoom, donde realizamos charlas, encuentros, se ven temas como el jaque mate, la coronación, ahogado, todo relacionado a lo que es una partida de ajedrez.

La pasión no cesa y seguirá siendo la bandera de la actividad. En el deseo de los docentes está la presencialidad, aunque para eso todavía falta.