Deportes | jugadores | club | Rugby

Jockey Club y San Martín empiezan a pensar en el comienzo del torneo

Tras el anuncio de la Unión Cordobesa de Rugby, el miércoles pasado, cuando oficializó la vuelta a la competencia, los entrenadores de los equipos de Villa María tratan de tomarlo con cautela para no ilusionar a los jugadores

Ovalados de alegría y también de incertidumbre. Desde que la Unión Cordobesa de Rugby oficializó el último miércoles, a través de sus redes sociales, que vuelve la acción en agosto, los clubes de Villa María empiezan a preparase con otra mentalidad.

Hubo deserciones, merma de jugadores en los entrenamientos y una desmotivación inevitable por la falta de objetivos o una competencia en el horizonte.

Hoy la cuestión parece tener un norte, intenta aclararse y el campeonato comenzaría a mediados de agosto. El torneo se llamará “Super 10” y aún no hay fixture armado.

Los entrenadores de Jockey Club, Nicolás Ferreyra, y de San Martín, Luis Russo, dialogaron con Puntal Villa María y brindaron sus sensaciones.

“El anuncio de la Unión Cordobesa lo vamos a ir tomando con pinzas, tratar de ir paso a paso, es una situación muy anormal donde ya chocamos contra la pared varias veces y es de alguna manera que los chicos no se frustren y la ansiedad no los coma”, comentó “Fefe” Ferreyra, entrenador del hípico.

-¿Cómo ha sido la preparación en este tiempo?

- Priorizamos ir al club, aprovechar los entrenamientos, disfrutar del predio y el grupo que es lo que nos gusta y si se puede jugar mejor, pero la situación es difícil.

Tratamos de ser progresivos porque después del último parate la desmotivación fue total, la mayoría no hizo nada en dos meses. Hacemos hincapié en disfrutar el día a día porque ya nos ha pasado que nos ilusionamos y no le hace bien a nadie.

-¿Cómo se motiva a un jugador amateur en medio de la pandemia sin competencia?

-No hay libros que te digan cómo se planifica con un grupo en pandemia, muchos jugadores han dejado, a los más grandes les cuesta agarrar ritmo, a los más chicos también porque están en una edad compleja, donde si no hay un horizonte u objetivo es difícil.

-¿Considerás que el tiempo de trabajo está bien o hace falta un poco más?

-El tiempo de trabajo es poco, en otras provincias no han cortado, el ejemplo de Buenos Aires es uno de ellos, creo que debemos ser de las pocas provincias que estamos a las vueltas. El deporte amateur no ha sido tenido en cuenta, sobre todo el ir al club, un lugar que es formador de valores y que no se haya puesto en campaña la vuelta me parece un error. Siendo un deporte de contacto necesitás preparación previa para jugar.

-¿Cómo creés que va a ser el nivel de juego luego de varios meses de inactividad?

-Creo que el ritmo de partidos va a costar, sobre todo más en ataque que en defensa, pero la verdad es una incertidumbre total en los aspectos. Como cuerpo técnico queremos que los chicos jueguen y lo otro vendrá y si no viene no interesa.

En el mes de abril Jockey Club jugó el clásico con San Martín, que lo ganó, y cuando se disponía a recibir a Urú Curé se frenó la acción; respecto a los trabajos con el grupo, Ferreyra puntualizó: “En este último tiempo tratamos de ver cómo estaban, la situación es compleja, donde no hay mucho por hacer y tampoco queríamos que nos odien, hicimos algo más lúdico y que vayan a pasarla bien al club”.

-¿Algún club puede sacar ventaja o al salir todos desde el mismo lugar se empareja la situación?

-Los planteles más numerosos podrían sacar más ventajas, pero no sabemos. Nosotros trabajamos en conjunto con todo el equipo y la idea es potenciar al jugador y evitar lesiones. Sobre todo no pasarse de rosca y tener comunicación para evitar esas tensiones.

Rugby - copia.jpeg

Luis Russo, entrenador de San Martín

“El anuncio lo tomamos con mucha alegría porque era algo que estábamos esperando y deseando. Era lo que necesitábamos para terminar de motivarnos del todo o en todo caso para empezar a motivarse de vuelta. Ahora quedará la parte del fixture para terminar de creer y confiar en el regreso definitivo a las canchas”.

Sobre la preparación, Russo resaltó: “Ha sido muy jodida. Intentamos un montón de alternativas y con tantas idas y vueltas priorizamos siempre la mentalidad de los jugadores y la nuestra como staff técnico”.

-¿Considerás correcta la vuelta o hubieses preferido más tiempos de trabajo?

-Está bien que vuelva en agosto, si fuera por mí volvería antes, todos van a empezar desde el mismo lugar, más o menos tiempo no te garantiza nada. Necesitamos todos, sobre todo los jugadores, que empiece el torneo cuanto antes para tener un objetivo claro de qué agarrase para la motivación, mientras más se diluya, la deserción va a ser mayor y por ende la vuelta será peor.

La motivación del grupo ha sido un tema a trabajar en todos los clubes y así lo cuenta el entrenador tricolor: “No hay una fórmula, sino que es basarse en lo que te dicen los jugadores. De hecho, en el último tramo liberamos al plantel del rugby, sin planes ni zoom, que cada uno haga lo que quiera, incluso para entrenarse solos, para que cuando tengamos los objetivos claros lleguen liberados de la cabeza que es fundamental”.

Para finalizar, Russo se refirió al nivel de torneo que se puede llegar a dar: “La competencia va a ser pareja, más que nunca. Sin tener ritmo va a igualar, no creo que habrá gran nivel pero sí parejo”.

Rugby 1.jpg