Policiales | juicio | teleconferencia | ciudad

Se realizó el primer juicio por teleconferencia en la ciudad

Emiliano Ezequiel Moyano (31) recibió la pena de 2 años de prisión de ejecución condicional por ser hallado culpable de, entre otros delitos, lesiones leves, daño, amenazas, desobediencia, violación de domicilio y robo

En tiempos de coronavirus, los juicios que habitualmente se desarrollaban en la Cámara del Crimen del quinto piso de los Tribunales locales, también debieron adaptarse. Y así fue que ayer, por primera vez, se realizó una audiencia por teleconferencia.

Emiliano Ezequiel Moyano (31) recibió la pena de 2 años de prisión de ejecución condicional por ser hallado culpable de los delitos de lesiones leves, daño, lesiones leves calificadas, amenazas, desobediencia y resistencia a la autoridad —estos tres últimos ilícitos reiterados—, y robo.

Al ser la condena en suspenso, el acusado recuperó la libertad desde la cárcel de Bouwer, donde se encontraba alojado. Sin embargo, se le impusieron determinadas reglas de conducta. 

Entre ellas, deberá fijar domicilio, someterse al control del Patronato de Presos y Liberados, abstenerse de consumir bebidas alcohólicas y estupefacientes, cumplir con un tratamiento psicológico y evitar cualquier tipo de contacto con dos mujeres —víctimas de algunos de los episodios de violencia de género —.

Otras precisiones

En primer lugar, es preciso señalar que el debate se desarrolló bajo la modalidad abreviada, que está descripta en el artículo 415 del Código Procesal Penal de la provincia de Córdoba. El mismo establece: “Si antes de iniciado el debate el imputado reconociere circunstanciada y llanamente su participación y culpabilidad en el hecho por el que se lo acusa, el Fiscal y el imputado con su defensor podrán solicitar al Tribunal omitir la recepción de la prueba tendiente a acreditarla”.

De esta manera, al confesar, el vocal no puede imponer una sentencia mayor a la pactada entre el Ministerio Público y la defensa.

En este caso, de la teleconferencia participaron el fiscal Francisco Márquez, la asesora letrada Silvina Muñoz y Félix Martínez presidió el Tribunal.

Cada uno de ellos participó desde sus hogares, con sus equipos particulares. Moyano, por su lado y como se indicó, estuvo en una sala en el establecimiento penitenciario, a la que lo acompañó un guardiacárcel del penal.

En las audiencias, como es de público conocimiento, siempre hay un secretario o una secretaria que interviene y, entre otras cosas, da lectura a la pieza acusatoria y la resolución. En esta oportunidad, no se cuenta con su presencia y esa tarea la desarrolla el vocal.

Por otro lado, cabe mencionar que previo a que las partes se conectaran, el acusado mantuvo una conversación por videollamada con su abogada, a solas. Ese diálogo no queda grabado. Por el contrario del juicio, que sí queda registro.

Está previsto que los juicios continúen

De acuerdo con los datos recabados por PUNTAL VILLA MARÍA, en principio está previsto que los juicios continúen desarrollándose bajo esta modalidad que, a pesar de que haya, a veces, dificultades tecnológicas, posibilitan la conclusión de los debates, lo que tiene gran importancia para las personas privadas de su libertad.

En este sentido, también se pudo conocer que los días y horarios en que se llevan a cabo las audiencias son designados desde una oficina general ubicada en la capital cordobesa.

Resta decir que hoy habrá otro juicio pero participará un abogado particular que deberá acercarse al palacio tribunalicio local. Una vez allí, tomará intervención en el proceso desde la sala de videoconferencias.